PROTAGONISTAS TRAS LA SEPARACION

Karina El Azem y su ex, Pettinato, en nuevo round judicial

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
El tire y afloje sigue. Y pareciera, nunca acabar. En medio de una escandalosa separación entre Roberto Pettinato y Karina El Azem, el conductor emitió a comienzos de esta semana, un comunicado legal en el que respondió supuestas acusaciones que su ex hizo a una revista. Allí, El Azem contó cómo fue el fin de la historia de amor con el ex Sumo, y dejó entrever que la separación fue algo sorpresiva.
   “No es cierto que la separación fuese imprevista ya que la misma se produjo por responsabilidad de la propia señora El Azem, siendo por ello sorprendente que la califique de sorpresiva (…) En el mes de diciembre de 2014 y a menos de un mes de separados, fue la propia El Azem quien inició acciones legales que incluían principalmente reclamos económicos y materiales anteriores a la puesta de demanda de divorcio por el propio Pettinato”, dice el comunicado de los abogados Carlos y Pablo Vidal Taquín. “Al día de hoy Roberto sólo pudo tener a sus hijos durmiendo con él la noche de Navidad y escasos diez días en el verano, gracias a resoluciones judiciales favorables, a pesar de la permanente actitud obstruccionista de la Señora Karina (...) a lo largo de este año y medio”, agrega el texto.
Ayer, Máximiliano Rusconi, el abogado de El Azem, envió una respuesta. “Como es conocido, el Señor Pettinato decidió, durante el año 2013, unilateralmente, poner fin a la relación que mantenía con la señora El Azem. En consecuencia él ha sido quien decidió de manera voluntaria abandonar el hogar conyugal en el que conviviera con la señora El Azem y los hijos de ambos. Desde ese momento no hubo límites estipulados para visitar a los menores cuando él deseara”, dice el escrito.
Frente a la denuncia de Pettinato, en la que se le imputa a El Azem por el delito de empedimento de contacto, el juez Carlos Bruniard, a cargo del Juzgado Nacional en lo Correccional N 10, resolvió finalmente el sobreseimiento de el Azem. A su vez, Rusconi deja constancia que las afirmaciones vertidas por los abogados que asisten a Pettinato, referidas a supuestos obstáculos que ella habría generado para el contacto con sus hijos, “no tienen ninguna relación con la realidad y son una muestra más de su decisión de dañar de modo injustificado su buen nombre y honor”.

A.G.