PROTAGONISTAS MADERO WALK

La boda de Hernán Nisenbaum y Luli Drozdek

El asesor de prensa de la AFI de casó con la actriz y entre los invitados estuvieron Mauricio Macri, Juliana Awada, Gustavo Arribas y Martín Seefeld, entre otros. Fotos.

Luli Drozdek camino al salón para la ceremonia.
Luli Drozdek camino al salón para la ceremonia. Foto:Marcelo Silvestro
“Hay una tranquila rendición al apuro del día cuando el calor del viento que sopla puede ser apartado. Es un momento encantado que me atraviesa, es suficiente para este guerrero inquieto para sólo estar contigo. Y puedes sentir el amor esta noche, es donde estamos, es suficiente para este trotamundos ingenuo lo lejos que hemos llegado”, dice el tema de Elton John “Can you feel the love tonight” que suena endulzando el momento y que junto al rio de telón de fondo formaron el escenario perfecto para que con alrededor de 300 invitados —entre famosos y políticos— como testigos, el asesor de prensa y comunicación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), o ex SIDE, Hernán Nisenbaum (48) y la actriz Luli Drozdek (28) dieran el sí quiero ayer en Madero Walk.

Estoy muy emocionada, súper feliz”, le dijo a este diario la actriz ya con el anillo puesto luego de haber repetido varias veces el “sí quiero” en una ceremonia laica. La misma fue auspiciada por el actor e íntimo amigo del novio, Martín Seefeld, quien también hizo lo propio en el casamiento del presidente con Juliana Awada. La novia entró al salón, dispuesto al igual que una iglesia, de la mano de su madre Lucia ya que su papá tuvo un problema de salud y no pudo estar presente. “Tuvo que ser internado hace dos semanas. Él está bien , está estable, estuve con él y me pidió por favor que no suspenda nada que sino se iba a sentir culpable. Me dijo que me iba a enviar mucha buena vibra y creo que así fue. Eso sí, le prometí que iba a ir mañana a mostrarle las fotos”, reveló a Perfil la novia emocionada.

Para su noche, Luli eligió un vestido del Camarín diseñado por Yanina Solnicki, y su peinado estuvo a cargo de Javier Luna. En cuanto a los zapatos fueron diseñados especialmente para ella por Ricky Sarkany. La preparación comenzó a las cinco de la tarde cuando todo el equipo se trasladó al hotel Sheraton para comenzar.

Los invitados fueron citados a las ocho de la noche y Macri, quien tuvo su mejor semana, fue uno de ellos. Si bien se asusentó para el civil, debido a que tenía el cumpleaños de 15 de la hija de su amigo Daniel Angelici, para la boda estuvo presente. Al igual que gran parte del gabinete.

La fiesta comenzó alrededor de las 10 de la noche en un salón ambientado por Javier Iturrioz cuando todos los invitados pudieron disfrutar de una recepción muy variada con tres islas con diferentes opciones, entre ellas, sushi, comida criolla y pastas. También hubo menú para celíacos y vegetarianos.Luego comenzó la fiesta que se extendió entrada la madrugada.

Más adelante llegará la Luna de Miel, Dubai y Maldivas como destinos para celebrar su casamiento que llegó tras dos años en pareja. La propuesta se la hizo él en un viaje que hicieron el año pasado a Europa. Paseando por los canales de Venecia en Góndola, él le pidió que saque de su bolsillo unos tickets entonces ella encotnró una cajita la abrió y entendió todo. “Se puso a llorar y no me respondía”, rememora Nisenbaum emocionado luego de volver a ver las mimas lágrimas de alegría de su mujer ayer.



Julieta Mondet