PROTAGONISTAS FASHION Y POLEMICA

La esposa de Clooney pelea por recuperar restos del Partenón y enoja a los ingleses

La abogada Amal Alamuddin hizo un viaje de tres días a Atenas para aconsejar al gobierno griego sobre cómo recuperar los mármoles que le pertenecen y que están en Londres.

Foto:AFP

Luego de haberse casado con George Clooney –el soltero más codiciado de Hollywood– en una boda de ensueños y de haber disfrutado de una secreta luna de miel, la abogada Amal Alamuddin, lejos de lo que todos podían esperar, regresó al trabajo. Y lo hizo con mucho más glamour y con un caso que la llevó una vez más a las portadas de todos los diarios del mundo. No sólo porque se trata de una polémica causa que enfrenta a dos Estados nación, sino también porque el mundo entero está hablando de su belleza y de su estilo. La presente misión: recuperar los mármoles del Partenón de Atenas que están en Inglaterra.

No obstante, la extrema discreción de Amal, cuyo compromiso con los derechos humanos saltó a las portadas a la par de su romance con el actor, logró al menos despistar a sus admiradores. La abogada de origen libanés eligió llegar a Atenas la noche del lunes sin aviso, y así evitó que curiosos la esperaran. De todos modos, su arribo generó una gran expectativa al gobierno de Grecia, que confía en las habilidades profesionales de Amal y también en el impulso y la publicidad que dará a la histórica causa gracias a su matrimonio con el galán hollywoodense.

Amal, además, no es una improvisada: fue una de las encargadas de redactar el informe sobre los mármoles del Partenón en 2011, que fue preparado por los bufetes de Geoffrey Robertson y de Norman Palmer, los dos expertos que encabezan esta misión y que también la acompañaron en este viaje. Robertson contribuyó a la recuperación de tesoros de los aborígenes de Tasmania por el Museo Británico de Historia Natural. Palmer es experto en derecho internacional y en temas relacionados con el patrimonio cultural. Por todo esto, Grecia es optimista. Quienes no están felices, en cambio, son los británicos. El hecho de que los tres abogados tengan la nacionalidad británica no despertó precisamente simpatía entre la prensa del Reino Unido. Con sorna, el diario británico The Times comentó la visita diciendo que la señora Clooney no sólo “nos ha quitado al hombre más guapo sino que nos quiere robar los mármoles”.

Pero a Amal no le importan los comentarios, y está decidida a recuperarlos para Grecia. En su paso por ese país tuvo una reunión con el ministro de Cultura, Kostas Tasulas, que duró una hora y media y que también contó con la presencia del director del Museo de la Acrópolis, Dimitris Pantermalis, y de la secretaria general del Ministerio, Lina Mendoni, entre otros. Amal visitó el mencionado museo en compañía del ministro de Cultura y luego dio una conferencia de prensa. También fue al Partenón y mantuvo entrevistas con otros representantes gubernamentales.

El objetivo fue debatir desde todos los ángulos las acciones legales a emprender y sus posibles implicancias. Luego Alamuddin regresó a Londres para seguir trabajando y unirse a su amor, mientras que en las tapas de los diarios se multiplicaba su imagen ligada al Partenón y a comentarios sobre el vestuario elegido.

 

De la Renta y el vestido de novia

Luego haber sido el elegido por Amal para que confeccionara su vestido de novia, Oscar de la Renta les cumple el sueño a todas las demás mujeres. El diseñador dominicano acaba de presentar su colección para el invierno 2015 con una réplica casi exacta del vestido más comentado de los últimos días.

Bordado de encaje, con las mangas caídas y los hombros al aire, con la parte superior más entallada y falda en forma de “A” que favorece a todo tipo de siluetas, con corte princesa y el estilo más romántico, promete ser todo un éxito de ventas.

La única diferencia entre este vestido y el espectacular traje de novia de Amal Clooney –al fin y al cabo, el suyo fue un modelo de costura hecho a medida, elaborado exclusivamente para ella– es la cola, que en el caso de la abogada caía en cascada y en forma circular desde la espalda. En cambio, este modelo directamente no tiene cola, y tampoco va acompañado del precioso velo con bordados de encaje, confeccionado específicamente para la ocasión. No obstante el encaje es el mismo, Chantilly, y las perlas y los arreglos, bordados a mano como el original, en lo que resulta una combinación digna para la mujer que logró quitarle el título a George del “soltero de oro de Hollywood”,

Lo cierto es que, más allá de las diferencias, hoy cualquier mujer que quiera casarse emulando el traje de novia de Amal podrá hacerlo. El precio se estima en la módica suma de 3 mil euros, y puede conseguirse en todas las tiendas del modisto en España y New York. Un sueño hecho realidad.



Julieta Mondet