PROTAGONISTAS UNA PLAZA SIN “GRIETA”


La intendenta K que le “hizo” un busto a Macri

Zully Fonseca está al frente de la ciudad de Villa Ascasubi y aclara que la escultura del presidente no fue un homenaje en vida sino una revalorización de la democracia. Por eso se emplazó junto a de los demás mandatarios.

Postales. Zully Fonseca y su esposo, Fernando Salvi, ex intendente.
Postales. Zully Fonseca y su esposo, Fernando Salvi, ex intendente. Foto:Gza. Fonseca

No lo sabía, no fue intencional, y apenas había pensado en eso cuando tomó la decisión. Sin embargo, en pocos minutos la noticia había trascendido las fronteras del pequeño pueblo cordobés de Villa Ascasubi, de 3 mil habitantes, del cual es intendenta, para llegar a todos los medios nacionales. Se había inaugurado el primer busto del presidente. Y había sido por iniciativa de una intendenta kirchnerista. Se trata de Zully Fonseca, quien en un intento de embellecer su ciudad generó un gran revuelo. Incluso, el gobierno nacional se contactó con ella.

En diálogo con Perfil, Fonseca explicó que “el busto de Macri se encuentra en la Plazoleta de la Democracia junto con los de Ricardo Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Néstor y Cristina Kirchner. No fue la inauguración de un busto sólo de él, sino de una plazoleta con los bustos de todos los demás presidentes”. Los mismos fueron realizados por el escultor del pueblo, Marcelo Cuello, y tomó un mes de trabajo cada uno. Son de cemento patinados en bronce y tienen 80 cm de altura y con la base llegan a 1,60.

“No está él solo, sino con todos los presidentes elegidos en democracia. Si bien entiendo que Macri está en uso de su función, y quizás por eso llamó la atención, el objetivo era reivindicar y revalorizar el voto de la gente. Y Macri fue votado por la mayoría. Todos los presidentes, nos gusten más o menos, porque de algunos renegamos, todos fueron elegidos por nosotros y debemos hacernos cargo de nuestra historia”, desarrolló Fonseca, al tiempo que se sorprendió por las repercusiones. “Quedó como que era un homenaje en vida, pero fue parte de un homenaje al voto soberano”.

—¿Le molesta que se haya tomado así?

—No, pero aprovecho para aclararlo.

—¿Por qué cree que se desvirtuó?

—Porque soy peronista y milité en el kirchnerismo. Pero no es el trasfondo. A mí me pareció perfecto poner a Macri porque respeto la decisión del pueblo y el voto soberano.

—¿Macri la llamó?

—No, pero sí me llamaron desde la Jefatura de Gabinete para hablar con mi secretaria y quedamos en concretar una audiencia.

—¿Qué le parece el gobierno de Macri?

—Hay cosas que me parecen positivas y otras negativas. Le pido a Dios que podamos resolver la situación económica y política. Creo que esta última es la más importante. Y en esa línea el objetivo de los bustos en la Plaza de la Democracia tiene que ver con aportar un granito de arena para cerrar la famosa grieta. La idea es acercarnos a pesar de pensar diferente porque todos somos argentinos y tenemos que aprender a escucharnos.

—¿Y qué piensa de la gestión kirchnerista?

—También, en 12 años hubo cosas que me gustaron y otras que no.

—¿Le gustaría que vuelva?

—Ella sigue militando políticamente.