PROTAGONISTAS PRIMER DESFILE DE DELFINA

La nieta de Coppola tiene 14 años y debutó como modelo

Nació en Estados Unidos y volvió al país hace un año. Va a la cancha, conoció a Fernando Gago y le gusta  Mauro Icardi.

Foto:Express News
“De chica me la pasaba jugando a que era modelo, desfilaba y me ponía toda la ropa de mamá. Ella me decía que era un personaje y se reía. Siempre quise ser modelo. ¡Y este año se me está dando todo!”, dice con su voz aniñada y con la tranquilidad de quien superó airosa una barrera. Se trata de Delfina Drobonich, la nieta de Guillermo Coppola quien acaba de debutar como modelo en el desfile de los 40 años del diseñador Carlos Di Domenico.
—¿Cómo viviste el debut?
—Estaba muy nerviosa. Había modelos consagradas cambiándose al lado mío y yo no lo podía creer. Me temblaban las piernas. Cuando terminó el desfile me sentía angustiada porque pensaba que me había ido muy mal. ¡Y todos me felicitaron!
—¿A qué modelos admirás?
—A las de Victoria’s Secret. Aunque mi familia es muy amiga de Daniela Urzi y desde chiquita yo decía que quería ser como ella.
—¿Sos coqueta?
—No salgo a la calle si no me arreglo. Nunca me vas a ver con jogging. Sufro ponerme el uniforme del colegio. Y cuando salgo siempre uso tacos.
—¿Tu mamá te da consejos?
—Es coqueta, pero termino dándoselos yo a ella. Son todas muy relajadas en mi familia. La única que se parece a mí es la hija de Yuyito González, Brenda (Di Aloy) que tiene mi edad y quiere ser modelo como yo. Cuando vivía en Miami venía a pasar las vacaciones a su casa y jugábamos a que éramos modelos.
—¿Qué te dice tu abuelo?
—Está orgulloso. Pensé que iba a ser más cuida, pero está siendo bastante copado. Cuando estaba desfilando se le caía la mandíbula del asombro.
—¿Te abrió las puertas ser su nieta?
—A la agencia de modelos Multitalent llegué gracias a él. Es amigo de los dueños y me gestionó una entrevista. El quería que entre ahí porque le da confianza. Siempre me tiró la mejor, y siempre que pudo me ayudó.
—¿Tenés muchos admiradores?
—No. Nada. Pero mi abuelo me dijo que mientras sea de Boca él lo va a aceptar. Y si es de River me mata. Igual creo que piensa que soy muy chiquita y está esperando el momento para hablarme del tema.
—¿Y de las drogas te habló?
—Sí, me dice que no está bien. Además me habla de otras cosas, como de la envidia, que quizás no me tomen para ciertos trabajos y que tengo que estar preparada para saber que van a venir otras oportunidades. Me da muchos consejos, porque él sabe.
—¿Hacés deportes?
—Para nada, soy muy mala. Pero amo el fútbol. Voy siempre a la cancha con el abuelo. Eso sí, me cuesta mucho vestirme para la ocasión. Pero como me encanta, me la banco, me pongo una campera y dejo los tacos en casa.
—¿Qué jugadores te gustan?
—Mauro Icardi y Fernando Gago. Hace unos días estábamos comiendo y justo pasó Gago y mi abuelo se levantó para saludarlo. Cuando le pregunté si podía ir sacarme una foto con él me dijo que no, que me quede sentada. Pero a mí no me importó y fui y se la pedí.  El abuelo me hacía señas por detrás, me quería matar. No sé si le dieron celos o qué.
—¿Qué te dice de cómo te vestís?
—Que le agregue centímetros a los shorts y polleras.

Julieta Mondet