PROTAGONISTAS HAY UN IMPUTADO

La nieta de Susana sigue de vacaciones, pese al video y el escándalo

Lucía Celasco está en Miami. Mientras, la Justicia investiga quién quiso extorsionarla con la difusión de videos íntimos con su novio.

Lucía Celasco está en Miami. Mientras, la Justicia investiga quién quiso extorsionarla con la difusión de videos íntimos con su novio.
Lucía Celasco está en Miami. Mientras, la Justicia investiga quién quiso extorsionarla con la difusión de videos íntimos con su novio. Foto:cedoc

Mientras Susana Giménez trata de atajar el frente de tormenta que se desencadenó luego de que explotara en los medios la noticia de la existencia de videos de su nieta Lucía Celasco (23) teniendo relaciones con su pareja, Joaquín Rozas, la joven se relaja en Miami.

Fiel a su estilo desenfadado y rocker, como toda adolescente,  la nieta de Susana no dejó que las amenazas por extorsión para difundir los videos, así figura en la denuncia que hizo, alteren sus planes. Y luego de pasar las fiestas en José Ignacio, en la casa de Kika, como ella llama a su abuela, se tomó un avión junto a su novio y se fue tal cual lo tenía planeado a Estados Unidos. Allí pasó primero por Nueva York para recorrer locales de marcas internacionales y ver tendencias, y luego hizo su parada principal en Miami, donde la diva de los teléfonos también tiene una casa. “Es muy feo este momento. Lamentablemente no hay nada privado ya. Pero ella está bien, sigue adelante y se fue como lo hace habitualmente”, dijo un allegado a la it girl, que también viajó para hacer unos posteos explotando su influencia en las redes sociales. Aunque hoy el objetivo de esas vacaciones haya pasado más a ser un descanso de lo abrumador que resultaría estar en Buenos Aires en este contexto en el cual está  en boca de todos.

De hecho, se transformó en una gran preocupación para su abuela cuando el periodista Pablo Silva alertó al círculo de la conductora diciéndole que alguien le había ofrecido por WhatsApp una suma de 8 mil dólares a cambio de no difundir cuatro videos de Lucía teniendo sexo con su pareja.  “Silva se contactó con una productora de Susana y le dijo: ‘Lo mejor que pueden hacer es tenerlo ustedes’. La productora le contestó que necesitaba una prueba antes de hablar con Susana y él le mandó captura de pantalla de los videos”, relató el abogado del cronista, Darío Saldaño. A partir de ese momento, desde el estudio de Fernando Burlando radicaron una denuncia por extorsión contra el periodista para frenar su difusión en la UFI 15 de La Plata a cargo del fiscal Jorge Paolini, que ordenó allanar por personal de la Dirección de Cibercrimen el domicilio de Silva en la localidad bonaerense de Villa Ballester (partido de San Martín). “Le secuestraron hasta la PlayStation de los chicos, algo bastante desagradable”, criticó el abogado del periodista, quien asegura que Silva actuó de buena fe y prefirió alertar a la diva. El periodista terminó imputado por “intento de extorsión”.

La situación alteró la tranquilidad de Susana, quien pasaba sus días recluida en La Mary, su casa de Uruguay, y donde hace poco le festejó el cumpleaños a su amigo Ricardo Darín. “Susana está preocupada, está en juego el buen nombre, la moral y la ética de la familia de la conductora. No existen calificativos para los canallas que se dedican a alterar la paz de una familia por supuestas existencias de imágenes que a veces son ciertas y a veces no”, arrancó Burlando, abogado que la diva contrató. Y agregó respecto de los videos: “No necesitamos ninguna prueba para saber si son ciertas o no. ¿Quién no tiene en su teléfono alguna foto que lo pueda avergonzar? Tal vez la tiene para usarla en la intimidad, o tal vez ni siquiera la use”.


Segunda vuelta. Los videos serían de hace cuatro años y mostrarían a la nieta de Susana teniendo relaciones con su novio, Joaquín Rozas, con quien la joven se reconcilió este mismo verano en Punta del Este tras unos meses de separación. De hecho, fue una de las primeras noticias esteñas y las imágenes los mostraban en una postal ya característica: andando en una moto Ducati, con looks sports y compartiendo comida en La Susana, uno de los paradores más exclusivos de Punta del Este. En agosto pasado, Lucía y el empresario gastronómico se habían separado, luego de cinco años de relación. Poco después de la ruptura, ella viajó a Los Angeles para visitar a su amiga Camila Costantini, mientras él continuó enfocado en su cadena de hamburgueserías gourmet, que arrancó en 2012 con una inversión de 300 mil dólares. Antes de eso ya había abierto un restó junto a su ex novia Micaela Tinelli. Entonces, cada uno hizo su camino, pero finalmente pudieron darse una nueva oportunidad y en diciembre viajaron a Uruguay para pasar juntos las fiestas, como es habitual en ellos.

Aunque ambos tienen un perfil bajo, Rozas declaró en 2016 en una entrevista con Caras qué aspectos eran los que más le gustaban de su novia: “Nos enamoramos mutuamente por el hecho de que compartimos los mismos gustos, como viajar, salir a comer y el amor por los animales. En sí, nos enamoró tener el mismo estilo de vida”.


Famosas solidarias

Hace cinco años ella sufrió la filtración de sus imágenes íntimas y aún sigue reclamando en la Justicia por la condena de los delitos informáticos. Razón por la cual, apenas se hizo pública la noticia de la existencia de videos íntimos de la nieta de Susana, Florencia Peña usó las redes sociales para solidarizarse. “La violencia que una mujer soporta al ser exhibida su intimidad masivamente y sin consentimiento es atroz. Es imperioso que las leyes castiguen severamente estos delitos. Mi solidaridad con Lucía Celasco y su familia. Espero que la Justicia actúe de forma contundente. Lo necesitamos”, cerró.

Mirtha y su hermana Goldie también mostraron su apoyo a la joven y para eso llamaron a Susana. “Yo le mandé un WhatsApp y  Goldie pudo hablar. Susana está muy disgustada, pero tranquila. Mi hermana le dijo: ‘Si ahora das algo de dinero, te van a seguir extorsionando, así que dalo por terminado’”.



Temas: