PROTAGONISTAS CAMBIO DE PARADIGMA VITAL

La nueva vida de Kämpfer: en enero se va dos meses a meditar a la India

Será el tercer viaje a ese país y lo hará tras su separación de Amado Boudou, luego de cinco años de amor. Por primera vez, será ella la “guía” en un grupo de espiritualidad.

Foto:CEDOC.

“Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo”, dijo alguna vez Mahatma Gandhi. Agustina Kämpfer, conocida adepta a las cuestiones espirituales, lo sabe: un tiempo de cambio se avecina en su vida. Luego de cinco años de noviazgo, terminó su relación con Amado Boudou, el vicepresidente de Argentina. Lo anunció esta semana, aclarando que el fin de la relación sucedió “hace poco”.

Sin embargo, varios trascendidos aseguran que la pareja venía con varios cortocircuitos desde hace varios meses. Lo cierto es que Kämpfer decidió hacer borrón y cuenta nueva y, en enero del año que viene, se va a la India.

Será su tercer viaje y, en esta oportunidad, según confiaron a PERFIL, tendrá un condimento especial: la invitaron a dirigir un ciclo de meditación. A diferencia de las otras dos veces que fue, ésta será ella quien llevará adelante a un grupo de personas. Esta nueva faceta de “facilitadora” (así llaman en la jerga espiritual a las personas que conducen la meditación) no es nueva en su vida. Desde hace un año ella es facilitadora de grupos de meditación en Buenos Aires.

Según pudo saber este diario, este nuevo viaje a la India era algo que ya venía barajando incluso antes de separarse de Boudou. Sin embargo, los dos meses en Nueva Delhi servirán –indudablemente– para hacer borrón y cuenta nueva después de su relación con Amado.

A su regreso, Kämpfer no tiene claro por dónde seguirá su destino laboral. Por el momento, es seguro que continuará con Minga!, la revista que dirige junto a Darío Rosemblat. Por otro lado, la periodista está en contacto permanente con algunos medios audiovisuales de México, donde ya ha trabajado, y por eso ir a ese país podría, incluso, ser una posibilidad. Por ahora, no hay ningún indicio de que encare un proyecto en Buenos Aires. Contactos no le faltan: de hecho, Infobae y C5N son lugares donde quisieran tenerla hoy mismo trabajando.

Kämpfer se tomará su tiempo para todo. Por el momento se encuentra tranquila y, luego de hablar sobre su ruptura, decidió incluso alejarse de los lugares que frecuentaba para evitar el asedio de los medios, un ambiente que conoce. Por eso, hasta eligió dónde y a quién dar la primicia de su separación. Primero usó su cuenta de Twitter para agradecer a Santiago del Moro por su calidez y deferencia a la hora de entrevistarla. “Pude olvidarme de las cámaras y ser todo lo Agustina que soy”, escribió. Luego, a través de otro tuit con un tono más místico y en relación directa a su pareja, escribió: “Fueron cinco años a puro amor. Y el amor es energía, y la energía no muere, se transforma. Hoy nuestro amor es otro”. Al mismo tiempo, en su cuenta de Facebook recibió el aliento de varios amigos y sectores de la militancia. “Te queremos mucho Agus, sos divina”, le escribió en su muro la Agrupación Bicentenario.
 
Confesiones. “Amado está en mi corazón. Hoy nos une un amor enorme, eterno e intocable. Pero las cosas fueron cambiando y hoy no estamos juntos. Nuestro amor mutó en otro tipo de amor, muy respetuoso, muy fraternal, muy importante para los dos, pero se terminó. En cinco años nos pasaron muchas cosas. La gran mayoría de las cosas que nos pasaron son cosas que le pasan a cualquiera, y algunas otras son cosas que no le pasan a nadie.

Nos pasaron muchas cosas buenas, otras malas, pero todas muy intensas, todo el tiempo”, dijo esta semana Kämpfer. En relación a su deseo de ser madre, agregó en Infobae: “Durante mucho tiempo buscamos un tiempo de calma para poder proyectar una vida familiar.
Y la verdad es que nos ganó el tiempo. La verdad es esa: en la intención de buscar esa paz, en vez de un hijo vino una separación”.  

Sin decirlo abiertamente, la pelirroja dio a entender que la situación política de Boudou –está doblemente procesado por corrupción– habría facilitado el desgaste en aquel momento. “No es por echarle la culpa a la política –dijo–, para nada, porque los problemas nuestros eran nuestros, pero la política te pide que le des la vida (...) Y en esa intensidad, en esa vorágine, nosotros lamentablemente no pudimos encontrar el espacio para solucionar algunas cuestiones que nos pasaban como pareja”.

 

Unidos... por la Justicia

La relación terminó. Sin embargo, Agustina Kämpfer seguirá ligada a Amado Boudou en la vía judicial. Ella está imputada por enriquecimiento ilícito junto con el vicepresidente. La decisión fue del fiscal federal Jorge Di Lello y la causa está en manos del juez federal Ariel Lijo, quien lo procesó por la compra de Ciccone. Además, la periodista tuvo que declarar por el robo que sufrió en el auto que resultó estar domiciliado a nombre de Boudou en una casa de Villa Urquiza donde nunca vivió. El juez federal Julián Ercolini la citó en calidad de testigo en la causa por las dos computadoras sustraídas del auto Audi A400.



Agustín Gallardo