PROTAGONISTAS MELLIZOS EN CAMINO

La primera aparición pública de Charlene tras el feliz anuncio

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP
Los rumores de separación rodearon a la pareja desde el momento cero. Desde “novia fugitiva” a “obligada a casarse” fueron algunos de los comentarios leídos y escuchados en la prensa los días previos a que pasaran por el altar. Sin embargo, lejos de todos los pronósticos, Charlene y Alberto de Mónaco anunciaron que esperan no un hijo sino mellizos. Y esta semana la pareja reapareció en público por primera vez desde el anuncio oficial.
Casi la totalidad de la familia monegasca los acompañó en la inauguración del nuevo Club Náutico del principado, una obra que demandó casi diez años de construcción. Allí, Charlene disimuló su embarazo de tres meses dejando de lado los trajes al cuerpo que solía vestir y se mostró con un sencillo diseño de corte simple que, al caminar, dejaba sutilmente en evidencia su presente estado.
A su lado estuvo el príncipe Alberto, quien no se separó de su mujer y esbozó una gran sonrisa durante todo el evento. Estuvo tan atento que hasta llegó a sostener a su esposa cuando ésta protagonizó un accidente fashion: perdió un zapato mientras caminaba para posar para una de las fotos protocolares. Igualmente, de no ser por él, ella hubiera tropezado y quizá terminado en el suelo. Además, se sabe que el príncipe no podía perderse este acontecimiento, ya que es un gran aficionado a la navegación, al igual que su sobrino, Pierre Casiraghi, quien también se encontraba allí en compañía de su novia, Beatrice Borromeo.
De todos los Grimaldi presentes, la única ausente fue Estefanía porque, informaron, estaba asistiendo a un curso en París. Pero fue muy bien representada por sus dos hijos mayores, Pauline Ducruet, que con sus 20 años ya ostenta una figura llamativa, y su hermano Louis.
Carolina, enfundada en un elegante vestido azul, disfrutó estar con sus hijos. Carlota Casiraghi, que poco a poco se reincorpora a la vida pública tras haber dado a luz a su primer hijo, Raphael, hace seis meses; ella fue con su pareja, el humorista Gad Elmaleh. Su hermano, Andrea Casiraghi, también fue con su esposa, Tatiana Santo Domingo. Y por supuesto estaba la menor de la familia, Alejandra de Hannover.
Así, con hijos nacidos de padres que primero se recibieron como tales y luego formalizaron legalmente la unión; con otros que por ahora prefieren no hacerlo y con una Charlene por dotar de herederos al principado, los Grimaldi se mostraron unidos como una familia poco tradicional.

J.M.