PROTAGONISTAS EN LA RECTA FINAL

La prueba fashion de los jugadores mundialistas

En los últimos días, Mascherano, Messi, Agüero y el resto del equipo se entrenaron y se probaron los trajes para Brasil 2014. Sabella y la cábala del “segundo traje”.

Foto:Gentileza Etiqueta Negra

Cuando salgan a la cancha, las distintas selecciones que disputan el mundial de fútbol en Brasil lucirán respectivas camisetas de firmas deportivas que, a pesar de tener una pertenencia geográfica y bandera, se consideran globales. En esta edición, es Nike quien lidera ese ranking, ya que viste a diez seleccionados. Adidas y Puma tienen respectivamente a ocho y marcas como Lotto, Joma y Marathon, se reparten la autoría de las restantes casacas mundialistas.

Sin embargo, fuera del campo de juego, casi todos los equipos potencian su nacionalidad con un vestuario “hecho en casa”. Así, por ejemplo, los jugadores italianos lucirán –como vienen haciéndolo desde 2006–, prendas de Dolce & Gabbana. En este caso, el “ajuar mundialista” comprenderá un traje formal, uno casual y uno para viajar.

El seleccionado inglés, por su parte, descartó las famosas e impecables confecciones de Saville Row o las combinaciones originales de Paul Smith y se inclinó por una firma “popular” como Marks & Spencer para el vestuario formal. Esos trajes componen una línea que llamaron Autograph, la que incluso venderán por tiempo limitado en las tiendas que la firma tiene en el Reino Unido por 199 libras (unos 2.693 pesos). Quizá sea Alemania el único país que vista, tanto en el campo de juego como fuera de él, prendas de firmas germanas: Adidas aporta las deportivas y Hugo Boss, los trajes.

En el caso de la selección nacional, es Etiqueta Negra quien por segunda vez consecutiva aportó los casi sesenta trajes que lucirán los 23 jugadores y todos los integrantes del cuerpo técnico.

La alianza del seleccionado con la firma se inició en 2010, cuando Diego Maradona, por entonces director técnico, le pidió a Federico Alvarez Castillo la confección de la vestimenta formal. En aquel entonces, los jugadores vistieron un ambo de color gris; esta vez, se prefirió uno negro, con camisa blanca y corbatín también negro; además, el calzado, que es de diseño y fabricación nacional.

Solamente Alejandro Sabella y sus dos asistentes, Julián Camino y Claudio Gugnali, tendrán un segundo equipo que se realizó en color azul y corbata plata. Esos trajes los usarán en cada partido siguiendo una cábala que se remonta a la “etapa maradoniana”. En el mundial de Sudáfrica, Diego relegó la ropa deportiva a la hora de salir al campo de juego y vestía el traje oficial de color gris.

La semana pasada, Sebastián Auletta, Víctor Almirón y Federico Terriel –de Etiqueta Negra– estuvieron en el predio donde concentra el seleccionado realizando las pruebas finales a los jugadores. En general, aquellos que viven en Argentina son clientes de la firma. De hecho, Agustín Orión –arquero de Boca y de la Selección– les comentó que justo unos días antes se había comprado un traje similar en el Paseo Alcorta.
Con el resto del plantel, el trabajo fue sencillo porque sólo hubo que hacer pequeños retoques. El estilo de las prendas que Alvarez Castillo sugirió –y con el que su mujer Paula Cahen D’Anvers coincidió– fue el slim fit, ya que es el que la mayoría de los jugadores que integran equipos europeos están acostumbrados a vestir.

No fue así con el cuerpo técnico: sus siluetas, en algunos casos, hacían incómodo y poco favorecedor la elección del slim fit. Por eso, para ellos se optó por un traje menos ajustado a la figura, pero igual de elegante.



Ernesto Ise