PROTAGONISTAS CON POLITICOS Y REALEZA


La reina Isabel II empezó a celebrar sus 90

Comenzó ayer la celebración de tres días por su cumpleaños. Tres de los oradores en la misa tenían su misma edad. Entre los invitados, la separatista escocesa Nicola Sturgeon.


Foto:AFP

Ya es una costumbre de los soberanos británicos: los cumpleaños se festejan dos veces. Es así desde hace 250 años. ¿La razón?, el inestable clima de Londres. La reina Isabel  II cumplió 90 años el pasado 21 de abril, pero decidió tirar la casa –real– por la ventana, ayer, con buen tiempo –como suele darse allá junio– y una convocatoria de dos mil invitados.
Una misa en la catedral londinense de San Pablo fue sólo el comienzo de un festejo que durará hasta mañana, domingo. “Celebramos sus 90 años como una maravilla y con una profunda gratitud”, dijo Justin Welby, el arzobispo de Canterbury, quien ofició la misa a partir de las 11. La ceremonia de acción de gracias por los 90 años de Isabel II tuvo un doble festejo: coincidió con el cumpleaños 95 de su esposo, el duque de Edinburgo.
Varios representantes del poder político estuvieron presentes, entre ellos David Cameron, quien leyó un pasaje de la Biblia pero, según destaca el medio español ABC, la que se llevó todas las miradas fue su mujer, Samantha, que optó por un vestido marinero a rayas azules y blancas, con un pequeño sombrero negro de velo corto. David Attenborough, el conocido presentador televisivo inglés, divulgador de la naturaleza y quien también hace un mes cumplió 90 años, leyó un texto sobre el paso del tiempo del escritor Michael Bond. Otro personaje de la cultura inglesa que en enero último celebró sus 90 años. Otra lectura corrió por cuenta de la galesa Hilda Price, una viuda nacida en el mismo día que la reina, el 21 de abril de 1926.
La familia real, por supuesto, dijo presente con todos sus miembros: cincuenta integrantes, sólo no participaron los menores de edad. También estuvieron numerosos representantes de los países que integran el Commonwealth, distinguidos tras el oficio con un aperitivo en el Palacio de Buckingham. No faltó la primera ministra de Escocia, la separatista Nicola Sturgeon, que sin embargo respeta siempre el boato institucional del Reino Unido.
El cumpleaños continuó por la tarde con una escala en House of Guards, en Westminster, y una salida al balcón de Buckingham con una pasada de la Fuerza Aérea.

Los festejos continúan. Según detalla la agencia AFP, la monarca preside hoy el gran desfile militar conocido como “Trooping the colour” (“Desfile de estandartes”), que tiene su origen en los antiguos preparativos para la guerra, cuando se exhibían todas las banderas del ejército para que los soldados las reconocieran en el fragor de la batalla.
Mañana será el cierre, en lo que muchos llaman el mayor picnic del mundo: diez mil personas de 600 asociaciones y organizaciones filantrópicas comerán en unas mesas instaladas a lo largo de The Mall, la carretera de St. James’s Park que conduce al Palacio de Buckingham. Se espera que los príncipes Guillermo y Harry y su abuelo Felipe, se acerquen a saludar a los comensales.
Por su parte, los tradicionales bares británicos cerraban anoche más tarde; habitualmente lo hacen a las 23. Los locales disponían una atención especial a los cientos de miles de aficionados que miraban el debut de la selección de fútbol de Inglaterra ante Rusia en la Eurocopa.
Como detalle de la celebración, la corona británica distribuyó “la foto oficial” de la reina  y su marido, hecha por la fotógrafa norteamericana Annie Leibovitz y no por Mario Testino, el peruano que retrata a la pareja más mediática de la familia: Kate y Guillermo.



Agustín Gallardo