PROTAGONISTAS AMOR EN LA ERA PRO

Lautaro, el hijo de Michetti, y Rosario Ortega a pura pasión y rock & roll

Estan juntos hace cinco meses pero es la primera vez que se muestran así en público. Fue en un recital de La Trastienda. La música, un asunto en común.

Unidos. Lautaro y Rosario al salir del recital en La Trastienda.
Unidos. Lautaro y Rosario al salir del recital en La Trastienda. Foto:movilpress

El rumor corría desde febrero, pero fue recién en abril en el festejo por las bodas de oro de Palito Ortega y Evangelina Salazar cuando oficializaron el romance. La imagen la mostraba a ella en un luminoso vestido claro de escote profundo, con la cintura ceñida y envuelta entre los brazos de él para dar por cierto lo que por entonces era un rumor.

Así se supo que Rosario Ortega y Lautaro Cura, estaban iniciando una relación. Sin embargo, dueños de un bajísimo perfil no volvieron a mostrarse juntos. Pero el viernes último, contra todos los pronósticos, el hijo de la vicepresidenta de la Nación y la hija menor del cantante rompieron moldes e hicieron su primera salida pública. Y lejos de ocultarse o incluso ubicarse en un espacio VIP del lugar, se mostraron relajados.  

La pareja fue invitada al  show que brindó el grupo Indios el viernes por la noche en La Trastienda. La banda, liderada por Joaquín Vitola –novio de Florencia Torrente– presentó su segundo disco y ellos no quisieron perderse el recital y hasta cantaron sus temas entre mimos y besos.

El plan resultaba perfecto ya que la música es algo que los une y mucho. Ella, con 31 años, es corista de Charly García. Cura, en tanto, tiene 25 años, y también viene tocando con distintas bandas desde hace largo tiempo. Actualmente es el líder de Isla de Caras, un proyecto que él mismo definió como “una mezcla de “synth pop y r&b contemporáneo” que cosecha  buenas críticas y con la que toca en diferentes bares de Palermo.

Además, Lautaro es Licenciado en Comunicación Social, carrera de la que se recibió en 2015, de la Universidad de San Andrés, y lo que significó un orgullo para su madre. Y al igual que su padre, Eduardo Cura,  periodista y actual director del Canal de la Ciudad, él trabaja en una productora.

Pero eso no es todo, el joven, además, se probó como “modelo” y a principio de año posó para la campaña de la colección de invierno de la marca de ropa Félix que se caracteriza por elegir personas con algún contenido en lugar de los tradicionales modelos.

Lejos de la prensa. Sin embargo, Lautaro siempre prefirió esquivar a la prensa y hasta ahora no demostró tener interés en seguir los pasos de su madre en la política pese a haber estado inmerso en ese mundo desde chico, y haber sido testigo de diferentes reuniones políticas que se hacían en la casa familiar de Balvanera.

De hecho, no aparece en los medios salvo en contadas ocasiones. La más emblemática y recordada, la que hizo junto a su madre en el programa de la señal de cable Todo Noticias Los Leuco. La misma tuvo lugar durante la campaña presidencial de 2015 antes de que Michetti pierda la interna por la Ciudad ante su rival Horacio Rodríguez Larreta.

En esa oportunidad, Lautaro habló sobre la vida política de su madre, a quien definió como una persona “con una vocación incansable” y sostuvo que “nunca vio a alguien que se apasione tanto por lo que hace” mientras su mamá lo miraba con ojos embelesados. Para Michetti, Lautaro no sólo es su único hijo, sino que siempre fue un gran apoyo: sobre todo luego del accidente automovilistico que sufrió en 1994 que la dejó parapléjica. “Mi  amor por mi hijo y por Juan (su actual pareja) son mi prioridad. Gran parte de lo que soy tiene que ver con la apoyatura afectiva sana, linda y potente que tengo. El amor siempre mejora a las personas desde todo punto de vista”, decía.

Enamoradiza. Si bien a Lautaro no se le conocen parejas anteriores, a Rosario sí. La hija de Palito, por ejemplo,  estuvo de novia con Joe Fernández y también con Martín Lousteau un año (entre 2009 y 2010), antes de que el ex embajador en Washington se pusiera de novio con Carla Peterson y antes, también, de que se lo viera  en un auto a los besos con Juanita Viale. Por entonces, Rosario le restó importancia al hecho. “Para mí Martín fue un novio más!”, digo y luego agregó: “Ahora tengo ganas de enamorarme y de ser madre”.

Pasaron ya años de esa declaración aunque quizás siga pensando lo mismo. Por lo pronto, consultado por este diario el círculo de Gabriela Michetti –ocupada ayer con el cierre de listas– dice no saber si ya tuvo lugar la tan mentada presentación aunque a juzgar por los hechos todo indicaría que sí. Y sólo faltaría que se conozcan los respectivos suegros.



Temas: