PROTAGONISTAS RELAX EN EUROPA

Lavezzi y su novia están en España luego de una partida con polémica

El jugador filmó una publicidad y, para frenar a una desbocada Victoria Xipolitakis, la querelló. Yanina negó ser ella quien discutió por teléfono con la ex mujer del jugador.

PERFIL COMPLETO

Foto:Instagram Screpante
La exposición mediática, su actuación y rendimiento físico indiscutible en el Mundial de Brasil lo pusieron en el centro de la escena y lo convirtieron en sex symbol. Pero, lejos de relajarse y descansar, Ezequiel Lavezzi pasó por Argentina y no paró. Además de trabajar como modelo, tuvo que hacerle frente a algunos inconvenientes impensados.
Para empezar, la vedette Vicky Xipolitakis fue al Mundial y, al volver, contó que el jugador, en pareja con la modelo Yanina Screpante, quiso encontrarse con ella en el hotel donde estaban ambos alojados.
Y eso le trajo más de un dolor de cabeza al jugador. Screpante, enojada, dijo a la prensa que a Ezequiel no le gusta “esa clase de chica” y la ninguneó. Y el jugador se vio obligado a enviar un comunicado: “No es verdad nada de lo que dice  (Xipolitakis) respecto a mi persona. No la conozco, nunca en mi vida hablé con ella personal, telefónicamente ni por cualquier otro medio. Le iniciaré las acciones legales correspondientes”.
Pero no fue el único frente que tuvo que tuvo que atacar el Pocho. Esta semana salieron a la luz unos audios en los que una mujer que dicen que es Screpante insulta a la madre del hijo de Lavezzi. Además de utilizar adjetivos calificativos fuertes, la acusa de estar atrás de Ezequiel molestando la armonía de la pareja, de mantenida y a toda su familia, y  de usar al nene –Tomás, de 10 años– de rehén. Los audios causaron gran revuelo, y Screpante una vez más tuvo que salir a desmentir. “Es mentira. No sé dónde inventaron semejante cosa, con ella tengo una excelente relación. Siempre me da al nene cuando lo tengo que llevar a algún lado y está Pocho. Me parece muy raro. De todos modos, ya se está ocupando mi abogado, el doctor Leguizamón. Lo único que le dije es: ‘Yo no fui, arreglame esto’. Es descabellado porque hace cuatro años que estoy con Ezequiel y que tengo una excelente relación con ella”.
Además de ocuparse de esos escándalos, Lavezzi tuvo que aprovechar su estadía en Argentina para hacer la campaña gráfica de su marca de ropa online, The Net Boutique. En las fotos, el jugador despliega todas sus armas de seducción de las que tanto se hablaron durante el Mundial: una enorme sonrisa, abdominales y tatuajes. Esta no es la primera vez que Ezequiel juega a ser cara de campaña. También lo hizo para Etiqueta Negra, junto a Calu Rivero, tiempo atrás. De todos modos, el jugador no es sólo una cara bonita. Su participación no se limita a ser modelo, sino que también interviene en decisiones ya que es socio de la marca y creyó indicado ponerle el cuerpo.
Después de todo eso, Ezequiel  y su mujer se subieron a un avión con su perro labrador y se fueron primero a París y, al día siguiente, a España  para pasar unos días de relax antes de que él tenga que volver a entrenar para el Paris Saint-Germain. Ayer, él ya se encontraba al sol, en un yate y con su novia.

J.M.