PROTAGONISTAS CORAZONES Y POLITICA

Le Pen: un clan de mujeres con amores difíciles

Marine ganó las elecciones pero se  rumorea un futuro divorcio. Yann y Marie, sus polémicas hermanas. Marion, su sobrina, madre soltera.

Foto:AFP

En los últimos tiempos, el mundo político francés ofreció personajes que bien podrían facilitar los derechos para culebrones televisivos. Basta mencionar a tres de ellos: Nicolas Sarkozy, Dominique Strauss-Kahn y François Hollande. La distancia temporal pone un manto piadoso sobre el fallecido François Mitterrand y su paternidad extramatrimonial. E igual manto cubre a Jacques Chirac –afectado de demencia senil– y sus románticos affaires.  

Ahora quien se ubicó en el centro tras ganar las elecciones europeas el pasado 25 de mayo es Marine Le Pen, una de las tres hijas de Jean Marie, fundador del Frente Nacional, partido de ultraderecha francés.

Su éxito político presente puso al descubierto, según señala la prensa gala, una crisis matrimonial. A sabiendas de esto, el pasado viernes ella subió a su cuenta de Twitter una foto besándose con Louis Aliot, su pareja y además, vicepresidente del Frente Nacional. Igualmente, los medios apuntan que la última vez que se vio a la pareja junta fue en sus vacaciones de verano y junto a los cinco hijos que ambos tuvieron durante respectivos matrimonios anteriores.

Hoy ella vive, en Saint Cloud al oeste de París, y él en Perpignan, donde ejerce como concejal; los separan 850 kilómetros. El historial amoroso de esta mujer de ultraderecha incluye un matrimonio con Frank Chauffroy, con quien tuvo tres hijos; otro con Eric Iorio, antiguo secretario general de su partido y con el que estuvo cinco años; y finalmente Aliot.

Dinastia. Pero Marine no es la única de las integrantes del clan Le Pen que ostenta enredos sentimentales con ribetes novelescos. Marie-Caroline, su hermana mayor, fue definida por su progenitor como “esa clase de mujeres que prefiere seguir a su esposo o amante antes que a su padre”.

Esa duro comentario se originó cuando ella eligió al “hombre equivocado”, Philippe Olivier. Político también, Olivier fue considerado por su suegro como un traidor –su hija también– cuando, con la ayuda de Marie-Caroline apoyaron a un competidor. Ambos terminaron alejados de la órbita lepeniana y ella hoy es una ama de casa y madre de tres hijos.

La segunda hija del político derechista, es Yann. Su vida amorosa aportó un matiz diferente a esta colorida familia. Rubia y atractiva Yann tuvo un matrimonio con Samuel Marechal, quien en los años 90 también fue dirigente del Frente Nacional.

Pero no fue la separación de ambos el detalle que sumó Yann al clan Le Pen. Sí, la información que el semanario francés L’Express publicó en 2013 y que le valió una demanda de la familia por serios daños a la privacidad. Según detalló ese medio, Marion Marechal –hoy de 22 años– no es hija de Yann y Samuel, sino que es fruto de una relación que ella tuvo con un periodista –luego embajador– llamado Roger Auque. Este hecho era sabido por Samuel quien igualmente le dio su apellido a la joven. Por su parte, según detallaron luego medios franceses como Le Figaro, cuando Marion tuvo 15 años quiso conocer a su progenitor biológico y desde entonces, mantiene una relación “diplomática” con Auque quien actualmente no vive en París. Es ahora Marion quien también ofrece su parte a este linaje de mujeres de la ultraderecha gala. Dedicada a la política como su tía, confirmó hace unas semanas  que está esperando su primer hijo después de quejarse de “violación a la privacidad” a los medios que publicaron su embarazo. Esta diputada, señalada como la favorita de su abuelo Jean Marie, oculta por ahora, el nombre del padre de su bebé.


Redacción de Perfil.com


Temas: