PROTAGONISTAS GUERRA FRIA

Loly está viviendo con su hermano y Rial se va de viaje

Pese al pedido de disculpas del conductor, la modelo se instaló en el departamento del barrio de Las Cañitas. 

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Dicen que, para moverse en las arenas mediáticas, que a simple vista se muestran inocentes, hay que tener cintura. Y si hay alguien que entiende de eso, es Jorge Rial. Sin embargo, llega un momento en el que, cuando las luces y las cámaras se apagan, él también se cansa. Detrás de las tapas de las revistas y las fotos, hay una realidad y es su separación de Loly Antoniale, la cual le hace mella.

Ofendida y luego de enterarse por Twitter del coqueteo de su pareja con Marianela Mirra, la modelo dejó el departamento que compartía con el conductor y sus hijas, Morena y Rocío, en avenida Pampa al 900 y, sin dudarlo, se fue a la casa de su hermano Sebastián, un dos ambientes ubicado en el barrio de Las Cañitas cuyo alquiler paga Jorge Rial.

Esta semana, además, se espera que se instale allí también la mamá de Loly, Beatriz Bravo, quien ante la angustia de su hija viajará desde Córdoba para contenerla. “Mi sufrimiento seguirá hasta que ella se ponga bien porque es una persona joven y buena gente que no le ha hecho mal a nadie”, indicó Beatriz a PERFIL la semana pasada desde su casa en el barrio de San Pablo. Y agregó: “Me dolió, y nos sorprendió lo que hizo. A los seres que uno ama no debe lastimarlos, y debe evitar cualquier cosa que los haga sufrir”. Lo cierto es que esta distancia y enfriamiento estaría afectando al conductor.

El viernes, el día arrancó muy temprano para el periodista, cuando fue a hacer su programa en Ciudad GotiK, de 10 a 12. Luego, Intrusos, hasta las 15.30. Pero, para cuando el sol cayó, Rial ya no tuvo más ganas de seguir. “Suspendé la reunión porque tengo un poco alta la presión, estoy cansado, así que me voy a la cama a dormir la siesta”, le dijo a otra persona del otro lado del teléfono. Su pedido público de disculpas hacia su pareja no habría surtido el efecto deseado y su crisis con Loly parece haberle afectado más de lo que hubiese deseado. Y, detrás de la sonrisa que se empeña en mostrar, habría una gran tristeza. “Sigo demostrando que siento amor por Mariana.. Es cierto que me equivoqué, pero tengo el coraje y la fortaleza como para enfrentar la consecuencia de lo que yo mismo produje”, había dicho en un programa.Mientras tanto, el conductor se refugia en sus hijas, con quienes viajará a Nueva York a pasar Semana Santa.

 

Mirra: “Lamento el dolor causado, no hablaré más de Rial”

Luego de hacer públicos las conversaciones por chat en las que coqueteaba con Rial, y de asegurar que le va a hacer respetar a las mujeres, Marianela Mirra sorprendió pidiendo disculpas al conductor vía Twitter.

Su último mensaje del viernes fue “Primera vez que quiero que sea lunes. Please, aguanten. ¿Se quieren divertir? Banquen un poco”. Un tuit muy lejano del tono conciliador que mostró el sábado por la mañana cuando escribió: “Fue un error haber llegado a estas instancias, que no benefició a ninguno. Yo no soy así. Y entiendo como mujer a @loly_anto (Mariana Antoniale). Yo también me hubiera sentido mal. Pero no tengo nada en contra de ella, ojalá sea feliz. Lamento el dolor que sentimos todos. Lamento el dolor causado. No hablo ni hablaré más del señor Rial, el tema lo lleva adelante mi abogado, Matías Morla”. Por su parte, el conductor, respondió: “Las únicas disculpas que me interesan son para @loly_anto. Punto”.



J.M.