PROTAGONISTAS NUEVA DENUNCIA


Los ex consuegros de Jaime lo acusarían a él y a su hija Julieta

Mientras la Justicia investiga si ella fue testaferro de su padre, quien está detenido por enriquecimiento ilícito, su ex familia política siente que fueron engañados.

PERFIL COMPLETO


Foto:Redes sociales
Horas difíciles atraviesa la familia de Ricardo Jaime. Luego de que el juez Julián Ercolini ordenara la detención del ex secretario de Transporte, ahora la mirada de la Justicia apunta a su entorno. Tal vez la más complicada en el universo de causas que el ex funcionario tiene en su contra es Julieta Jaime, una de sus tres hijas, fruto del matrimonio con Gloria del Corazón de Jesús Vilchez, su primera esposa.
El fiscal Carlos Rívolo solicitó el procesamiento de Julieta en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito ya que considera que la hija del ex funcionario kircherista no está en condiciones de justificar algunos de sus bienes. La compra de una moto de agua generó la movida judicial, sin embargo varios bienes ligados a la morocha están siendo investigados, entre ellos un préstamo para la compra de una casa ubicada en la calle Omaguacas 91 de Carlos Paz; y el Hotel Saint Tropez, ubicado en la entrada de la villa serrana. El mismo era administrado por la hija de Jaime, quien en su círculo se presentaba como la propietaria. La Justicia intenta dilucidar si el hotel quedó en manos de Jaime en el marco de negocios millonarios ligados a su función en el área de transporte.
Amante de los viajes al exterior, Julieta se recibió en el colegio La Salle, uno de los más exclusivos de Córdoba capital y estudió abogacía. Trabajó en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) en la delegación que el organismo tiene en el Aeropuerto Ambrosio Taravella de Córdoba. Julieta no es la única familiar de Jaime que trabaja en dicha dependencia. Gonzalo Gastañaga, esposo de Gimena, la hija menor de Jaime también trabaja allí.
Mientras su padre era uno de los funcionarios más cercanos a Néstor Kirchner, Julieta se casó con Sebastián Ledantes en noviembre de 2007 tras un noviazgo intenso. Pero apenas tres meses después decidieron separarse. Desde el entorno familiar del joven aseguran que Sebastián “vio cosas en la familia de Julieta que no le gustaron” y el final de la pareja se hizo inminente. Con la idea de que su hija y su flamante yerno vivieran en el lugar, Ricardo Jaime compró una vivienda para la pareja, en el coqueto barrio  Costa Azul en la villa serrana, la cual escrituró a nombre de Norberto y Graciela Ledantes, padres del joven. A partir de allí la familia Ledantes quedó en la mira de la Justicia como supuestos testaferros de Jaime y mencionados varias veces en diversas investigaciones. Este lunes los padres del joven presentarán una denuncia contra el ex funcionario K donde contarán toda su verdad en Tribunales. Acusan a Jaime de haberlos engañado y tras varios años de silencio consideran que es el momento de hablar. Y mientras su familia soporta embates, Jaime continúa detenido en el penal de Ezeiza.

Ariel Bogdanov