PROTAGONISTAS ETERNO DUELO JUDICIAL

Los Messi, en un nuevo capítulo de la guerra con su primer socio

Aunque esta semana la Justicia rosarina falló en su contra, Roberto Schinocca sigue la cruzada que en 2007 inició contra la familia de Leo.
 

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Rodolfo Schinocca tiene 51 años, se dedica a asesorar a deportistas en marketing deportivo y trabajó para Lionel Messi entre 2004 y 2006. Se define como su ex socio comercial. Explotó de indignación hace pocas semanas, cuando algunos medios de comunicación informaron que Leo y su padre, Jorge Messi, quienes están imputados por evadir por más de cuatro millones de euros al fisco español, deslizaron que esa defraudación era producto de un mal asesoramiento de Schinocca.
Y en esta semana, la guerra que mantiene contra los Messi, una de las batallas judiciales terminó con un resultado adverso: en Rosario, el juzgado de instrucción número 9 a cargo de Javier Beltramone dictó un auto de procesamiento por el delito de estafa en un juicio que, según el abogado de la familia del jugador, se le inició a Schinocca por haberse con 2,5 millones de euros de Leo. Schinocca apelará ese fallo pero consultado por PERFIL su abogado Jorge Viggiano prefiere no adelantar cuál será la estrategia.
Ante la consulta de PERFIL sobre ambos hechos, Schinoca desempolvó una serie de documentos que tenía guardados hace años para contar su verdad. “Según trascendió en los medios de comunicación, Jorge Messi me hace responsable a mí (de la defraudación al fisco). Dice: ‘Mi hijo no tiene nada que ver, a él lo asesoraban. No es así. Mi función era la de un socio comercial que conseguía contratos (con marcas para las que Lionel hacía publicidad). Esos contratos se firmaron, se cobraron y se cumplieron. Yo no soy quien tenía que decir qué había que hacer con sus impuestos porque ese es un tema personal de ellos”, dice quien empezó a trabajar con los Messi cuando el jugador no tenía ni un sponsor, venía de varios años en las categorías infantiles del Barcelona y acababa de hacer su primer gol como profesional.
Schinocca subraya que su vínculo con la familia terminó en 2006. Ese año “yo les inicié una demanda penal a los padres de Lionel (que actuaban por patria potestad porque su hijo era menor de edad) y el reclamo impositivo del fisco español es de 2007 en adelante. Lionel en la actualidad ya tiene un hijo, es capitán de la Selección, y es lo suficientemente grande como para hacerse cargo de sus actos y no estar desligando culpas”, asegura. Molesto, revela: “Yo tengo mails de enero de 2006 que demuestran la deslealtad comercial de Jorge Messi, ya que me pedía que le mande al Barcelona Futbol Club los contratos que se habían firmado con tres grandes empresas con valores bajos reformados. Yo no lo tomé en cuenta porque no me entraba en la cabeza hacerlo. Pero, ¿por qué lo hacía? Porque los contratos son únicos… Eso era para no mostrarle los contratos (comerciales con marcas) al Barcelona porque en el contrato (de Leo con el Barça) había una cláusula que decía que al club le podía corresponder cobrar una parte”, añade, al tiempo que aclara que si se modificaban los montos, poniendo valores más bajos que los reales, los Messi pagarían al club menos dinero del que correspondía. (N. de la R.: Schinocca ofrece los mails enviados por Jorge Messi y que se publican en esta nota).
El abogado de Schinocca, Jorge Viggiano, considera que pretender endilgarle la culpa de la evasión de impuestos a su cliente constituye “un disparate” porque “las declaraciones juradas son personales” y porque el propio Lionel firmó esas declaraciones. También aclara que la Fiscalía de Delitos Económicos de España está investigando con seriedad y eficacia un supuesto fraude fiscal cometido por sociedades comerciales (Jembril S. A. y Sidefloor), cuyos dueños eran los Messi y que la supuesta evasión por las que están imputados tanto Lio y como su padre es de 2007 en adelante, época que ya entre Schinocca y los Messi sólo había juicios.”
Schinocca agrega que su trabajo con los Messi siempre estuvo vinculado a cuestiones comerciales, jamás a aspectos tributarios ni legales y que para esas cuestiones ellos–los Messi– contaron con el asesoramiento de un estudio jurídico de España llamado Juárez y Asociados.
Para clarificar su situación, Schinocca recurre a una analogía. “Si yo le hubiese dicho a ellos: ‘Miren, a partir de ahora crucen todos los semáforos en rojo’. ¿Ellos tienen que hacer lo que yo les diga o decirme ‘¿Vos estás loco?’ Acá pasa lo mismo”.
Su abogado opina que los Messi culparon a su cliente para intentar manipular a la opinión pública y mejorar su situación ante la Justicia española.



Mariana Comoli