PROTAGONISTAS A 17 DIAS DE DEJAR LA PRESIDENCIA

Los Obama en retirada: la última gala en la Casa Blanca

.

Complicidad. Obama junto a Michelle con un vestido metálico de Versace que hará historia.
Complicidad. Obama junto a Michelle con un vestido metálico de Versace que hará historia. Foto:AFP
Estados Unidos asistirá en en dos semanas a una de las elecciones más reñidas de los últimos tiempos. Una disputa electoral que, dada las facilidades que permiten todas las plataformas en la red, puede seguirse desde cualquier lugar del mundo. Y así, quienes lo han hecho, pudieron no sólo leer sino observar el ostensible tono beligerante que mantuvieron Hillary Clinton y Donald Trump en los tres debates o la efusividad expuesta por ambos en los respectivos discursos de este tramo final de la campaña.

Por su parte, los actuales ocupantes de la Casa Blanca,  ha hecho su parte para reforzar la imagen de la candidata  demócrata así como también insistir en qué importante es que todos los ciudadanos vayan a votar el próximo 8 de noviembre y que inciten a su entorno familiar o de amigos a no ser indiferentes a esa situación por lo mucho que está en juego.
Y si bien Barack Obama aportó su cuota hablando a favor de Hillary, con quien alguna vez compitiera en la interna partidaria, fue Michelle la que demostró cuán histriónica y clara es a la hora de dar un mensaje en un acto político.  Pensar en ella como una posible candidata presidencial es prematuro pero no hay duda de que en algún focus group ese tópico comenzará incluirse en los primeros meses de 2017. Sobre todo, según sea el resultado de noviembre próximo. Michelle Obama no se ha manifestado a ese respecto por el momento. Transita estos últimos días como primera dama con agenda completa. 

Ultimamente, los Obama tacharon de su listado de despedida el ítem “cenas de Estado” con el agasajo que en la Casa Blanca dieron al primer ministro italiano Matteo Renzi y su mujer Agnese Landini.
En una sociedad donde cada vez más una imagen puede utilizarse para sellar un momento histórico, la de la “última cena” de los Obama para un jefe de Estado extranjero en la Casa Blanca, será cualquiera de las que incluya a Michelle Obama con o sin su marido al lado.
Personalidad le sobra aunque enfundada en un vestido metálico de Versace –firma italiana pero con dueño norteamericano– que podría encajar perfectamente en Jennifer Lopez o Beyoncé para la alfombra roja de los Grammy, se aseguró una imagen para cualquier reseña que dé cuenta de los años de Obama como presidente.n