PROTAGONISTAS DE DUBAI A BELLA VISTA

Luego del viaje con Maradona, su novia piensa en volver al fútbol

Rocío Oliva pasó 29 días fuera del país junto al Diez, y conoció a sus hijas. Ya organiza varios “picaditos” y su vuelta a River Plate.

Fue un viaje intenso: Buenos Aires-Madrid; Madrid-Manchester; Manchester-Dubai; Dubai-Buenos Aires. Rocío Oliva pasó 29 días junto a su novio, Diego Maradona. Ya de regreso, la mujer de 22 años que conquistó el corazón del Diez, volvió con una sola preocupación: jugar nuevamente al fútbol. Así se lo transmitió a sus amigas, con quienes aún no pudo concretar el esperado encuentro con la redonda. “Ella sigue siendo la misma de antes, quédense tranquilas que va a ir a jugar”, calmó Mónica, su mamá, a sus compañeras.

Las palabras de su madre tuvieron un claro mensaje: Rocío sigue siendo la misma de siempre. El lunes pasado por la noche la joven volvió al país después de visitar durante un mes a Diego Maradona en Dubai. Por ahora: pocas palabras. Consultada por una cronista de TV, sobre su relación con Diego, la mujer respondió con un tenue: “Muy feliz, muy feliz”. Acto seguido, se abrazó con su hermano menor, Luciano.

Rocío regresó a su casa de Bella Vista, donde vive junto a su madre. Y ya en la semana recibió los primeros llamados de unas amigas que morían de ganas de verla. Además de recibir las invitaciones para jugar al fútbol, se reunió para contarles de su viaje.

Lo cierto es que Rocío volvió a hacer su vida normal. Esta semana, PERFIL la sorprendió saliendo junto a su mamá en su auto, aunque no quiso hacer ningún tipo de declaración. Desde sus últimos días en Buenos Aires, se la vio contenta, con mejor semblante del que se había ido y hasta con algunos accesorios que le habría regalado Maradona. El que más llamó la atención fue un lujoso Swatch dorado.

Rocío estuvo junto a Diego casi un mes fuera del país. La pareja pasó los primeros días en Madrid, donde vieron el clásico Real-Barça desde el palco de Cristiano Ronaldo. Después estuvo en Manchester. Allí conoció a Giannina y a su hijo, Benjamín Agüero. Para completar el “tour”, terminó sus días en Dubai, donde disfrutó de las instalaciones de Jumeirah de The Palm. Allí estuvo con Dalma, la otra hija de Maradona, quien le lleva sólo tres años a Rocío. En el entorno de la joven aseguran que conocer a las hijas del Diez es una señal de que la relación va en serio.



Agustín Gallardo