PROTAGONISTAS RECONOCIMIENTO

Magdalena Ruiz Guiñazú y su premio: Cerebro Saludable

PERFIL COMPLETO

Foto:Lanusse & Giménez Aubert

Por cuarta vez, y como todos los años desde 2010, esta semana se realizó la cena de la Fundación Ineco (Instituto de Neurología Cognitiva). Se trata de un evento organizado por el neurólogo Facundo Manes, director de Ineco, que busca profundizar la investigación y educación en neurociencias y hacer foco en el elemento más complejo del universo: el cerebro.
El lugar elegido fue el Yacht Club Puerto Madero, que se llenó con más de 400 invitados, entre reconocidos nombres del ambiente académico, científico, político, artístico, empresarial y periodístico. Allí se entregó el premio Cerebro Saludable, que esta vez recibió Magdalena Ruiz Guiñazú. La ceremonia fue conducida por un glamoroso dúo formado por Andrea Frigerio e Iván de Pineda. Estuvieron Daniel Scioli y Mauricio Macri, ambos con sus respectivas esposas, Martín Lousteau y Elisa Carrió, Felipe Solá, Julio Cobos, Antonio Bonfatti y Claudio Poggi, sendos gobernadores de Santa Fe y San Luis. También Valeria Mazza, quien se sentó en la mesa principal junto a Facundo y Josefina Manes, Magdalena y Elena Olazábal de Hirsch, entre otros.

“Le entregamos el premio porque ella representa un cerebro que funciona muy bien”,  anunciaron los presentadores cuando llegó el momento del galardón (que el año pasado se llevó Mirtha Legrand). La periodista, emocionada, agradeció a la Fundación Ineco y a su familia, que la apoya y ayuda a mantener una mente ágil y brillante a los 79 años. “Un cerebro saludable sabe aceptar las diferencias y respetar a su adversario. Los argentinos no debemos entrar en peleas estériles, debemos tomar como norma de vida permitir el disenso”, dijo la homenajeada, que asistió acompañada de dos de sus hijas, Paula y Alejandra, y de uno de sus nietos, Santiago.
Magdalena dice que no se lo esperaba. “Me sorprendió, y agradezco haber llegado tan bien a esta edad. Fue una noche de mucha fuerza. Afuera había tormenta, y adentro todo estaba muy vivo y con mucha potencia, con muchas ganas de aprender, de conocer, de apoyar a la educación”, contó la periodista a PERFIL.



Martina Arenillas