PROTAGONISTAS COIMAS EN EL FUTBOL ITALIANO

Mañana, Pablo Cosentino tiene que declarar en el caso Catania

El empresario argentino cumple arresto domiciliario. Su mujer, Daniela Urzi, trabaja en Miami.

Foto:Cedoc

Siempre fue de tener un perfil bajo, a pesar de codearse en un mundo de dinero y lujos, cerca de jugadores y empresarios de renombre, y acostumbrado a viajar y conocer los lugares más hermosos y recónditos del mundo. De físico trabajado (amante de los tatuajes) y casado con un mujer hermosa –la modelo Daniela Urzi–, el empresario Pablo Cosentino se transformó en los últimos años en un reconocido hombre de negocios del fútbol mundial.
Sin embargo, su nombre rebotó esta semana en medios internacionalescuando la policía italiana lo arrestó junto al presidente del Catania, club de fútbol italiano donde actualmente Cosentino se desenvuelve como delegado y principal administrador.  

Cosentino está en este momento detenido en su domicilio italiano y, según pudo saber este diario, mañana tiene que declarar ante la Justicia. Está acusado –junto con Antonio Pulvirenti (presidente del club) y otras cuatro personas– de estafa y fraude deportivo, por haber comprado partidos del campeonato de Serie B, con el objetivo de evitar el descenso de categoría del equipo italiano. El fiscal Giovanni Salvi señaló que son al menos cinco partidos los que habrían sido ganados mediante el pago de dinero.

Carrera. Comenzó su carrera empresarial siendo dueño de la discoteca Coyote. Con el paso del tiempo se transformó en un reconocido agente FIFA que manejó a futbolistas de renombre, como Claudio Caniggia, Diego Milito, Ezequiel Lavezzi y Fabricio Coloccini, entre otros. Participó en la negociación de transferencias millonarias y se codeó con los principales actores del fútbol. En este contexto, enlazó una estrecha relación con Diego Maradona, con quien solía ir a su palco para ver a Boca. Estuvo cerca del Diez en muchos momentos, incluso, cuando Maradona fue internado en el sanatorio Cantegril de Punta del Este, luego de haber sufrido una sobredosis.

“Es un buen tipo, un laburante. Cuando lo conocí siempre manifestaba que quería conocer a Diego y ser un hombre del fútbol. Representó jugadores y fue creciendo hasta ocupar el cargo que ocupa en Catania. La última vez que lo vi fue en Berlín, en la final de la Champions League. Nada hacía suponer que iba a pasar lo que pasó”, dice a PERFIL Guillermo Coppola. Y agrega: “No creo que haya sido cierto esto de lo que se lo acusa. Yo creo en los futbolistas, los jugadores van para adelante siempre”.    

Mariano Cúneo Libarona, amigo personal y, en su momento, representante legal de Cosentino, le baja el tono a la acusación que tiene sobre sus hombros. “Si vos sos uno de los líderes de un club, y estás luchando para que no se vaya a la B, ¿no vas a hacer todo lo posible para que eso no suceda?”, justifica el letrado, quien agrega que en Argentina, este tipo de delitos son menores, se encuentra dentro de la figura de competencia irregular, y llevan como mucho dos años de prisión. “Pablo es un tipo muy fuerte e inteligente, va a salir de todo esto. No tengo dudas de que lo que haya hecho lo hizo por el bien del club”.
Tanto él como su mujer son históricos habitués de Punta del Este, donde suelen pasar sus veranos;en 2007 ambos estrenaron una espectacular chacra llamada Luna de Piedra, construida a base de piedra, con pileta y jacuzzi en el exterior. En 2008 se casó en México con Urzi, tuvieron un hijo –Thiago– y se fueron a vivir a Miami. Años más tarde, compraron una casa en Italia.

En los últimos tiempos Urzi comenzó a interesarse por la fotografía y, el año pasado, editó Teddy and I, su primer libro con imágenes de una réplica del osito de su hijo, junto a varias celebrities, entre ellas, Susana Giménez y Lali Espósito.  Según pudo saber este diario, Urzi se encuentra ahora en Miami y tiene pensado viajar la semana que viene a Italia. “Ella está bien, haciendo campañas para el verano 2016. Este viaje lo tenía planeado antes de que sucediera todo esto”, contó a PERFIL alguien que trabaja con ella.

 

Burzaco, el “compatriota”

Alejandro Burzaco es el otro detenido argentino que continúa en Italia. Acusado por la Justicia de Estados Unidos en el marco de una investigación sobre corrupción en la FIFA, fue beneficiado (al igual que Pablo Cosentino) con arresto domiciliario. Burzaco, de 50 años, se encuentra en una casa que alquiló en las afueras de Bolzano para esperar que se defina su extradición a los EstadosUnidos, que en las próximas semanas deberá enviar a la Justicia italiana el requerimiento formal de su extradición y juzgarlo por los delitos de lavado de dinero, fraude y chantaje.
Burzaco se entregó en el marco de la “alerta roja” que había emitido Interpol el pasado 1° de junio para buscarlo y detenerlo.

 

Un equipo ítalo-argentino

Si hay algo que tiene el Catania, es una impronta argentina. En este equipo, que actualmente se encuentra en la serie B de la liga italiana, ha sido el epicentro de una gran cantidad de jugadores argentinos. En el último tiempo, y luego de su agitada vida mediática con su ex, Wanda Nara, ha sido el jugador Maxi López uno de los representantes locales del equipo italiano. Actualmente, posee cuatro jugadores: Sergio Escalante, Gonzalo Piermateri, Sergio Almirón y Fabián Rinaudo. Sin embargo, el número se extiende si se tienen en cuenta todos los que pasaron por el club siciliano. Entre ellos: Mariano Andújar, Pablo Alvarez, Pablo Ledesma, Lucas Castro, Alejandro “Papu” Gómez, Pablo Barrientos, Gonzalo Bergessio, Gino Peruzzi, Mariano Izco, Cristian Llama, Juan Pablo Carrizo, Sebastián Leto y Nicolás Spolli. A comienzos de 2011, el Catania logró un récord al formar un equipo casi argentino con 11 jugadores.



Agustín Gallardo