PROTAGONISTAS LA INVESTIGACION MUNDIAL MAS IMPORTANTE DEL AÑO

Marina Walker y un equipo detrás de los Panamá Papers

La periodista coordinó la investigación más importante del año, que reveló la evasión tributaria de políticos y empresarios e todo el mundo.

Premiada. Marina Walker Guevara fue quien coordinó la investigación de los Panamá Papers.
Premiada. Marina Walker Guevara fue quien coordinó la investigación de los Panamá Papers. Foto:Nestor Grassi
El ocultamiento de propiedades, empresas, activos, ganancias y evasión tributaria de jefes de Estado y líderes de la política mundial, así como de personalidades de los negocios, el deporte y el arte, los llamados Panamá Papers, resultó el escándalo más importante en materia de filtración informática luego de los Wikileaks en 2007. Por este motivo, la periodista argentina que coordinó lo de los Panamá Papers a nivel global, Marina Walker Guevara, fue galardonada con el Premio Perfil a la Libertad de Expresión Internacional.

“El periodismo de investigación, independiente, tenaz, pone a prueba la libertad una y otra vez, y la fortalece. Cada investigación periodística rigurosa que le toma cuentas al poder es un triunfo para la democracia”, expresó tras recibir el premio.

Los documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca fueron entregados en 2,6 terabytes de información por parte de una fuente no identificada al periódico alemán Süddeutsche Zeitung, que luego compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) ese material. Los implicados –algunos de ellos argentinos– contrataban con el bufete de abogados compañías inscriptas en paraísos fiscales, con el objetivo de ocultar la identidad de los propietarios.

Los primeros resultados de la investigación periodística fueron presentados simultáneamente el 3 de abril de 2016 por 109 medios de comunicación en 76 países. El 9 de mayo de 2016 el ICIJ publicó la base de datos completa. Walker Guevara, subdirectora del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), fue la encargada de dirigir el equipo que llevó a cabo la investigación que reportó sobre las prácticas de Mossack Fonseca como artífice de la creación de sociedades secretas en el extranjero.  “Quiero celebrar la hazaña periodística que cambió el periodismo para siempre. Es una revolución que prevalece por sobre las primicias y el ego. Soportamos campañas de desprestigio y cuestionamiento. Ha habido periodistas que perdieron su trabajo y que lucharon contra los gobiernos de sus países. Todo esto no hubiera sido posible sin la fuente anónima que filtró estos archivos”, remarcó en otro tramo de su discurso. Por último, la periodista cerró: “Veo el periodismo argentino con muchísima esperanza. Transitamos momentos excelentes, una época dorada del periodismo”.

Bastian Obermayer y Frederik Obermaier, periodistas del diario Süddeutsche Zeitung, recibieron también el premio a la Libertad de Expresión Internacional. “Esto no fue un proyecto mío, de Bastian o de Süddeutsche Zeitung, sino que fue un proyecto coordinado por la ICIJ de Washington y llevado a cabo por 400 periodistas de todo el mundo, todos ellos haciendo un fantástico trabajo”, resaltó Frederik en un video desde Munich. “Los Panamá Papers no hubieran sido posibles si no hubiera una persona allí afuera que se hace llamar John Doe, el informante que nos entregó la información de las operaciones offshore de Mossack Fonseca”, agregó Frederick. Para cerrar, el periodista  confesó que tanto él como su compañero se emocionaron cuando comenzaron a recibir aquella información que cambiaría el rumbo de sus vidas para siempre. “Nuestros ojos comenzaron a brillar cuando vimos que había rastros no sólo de un jefe de Estado, sino de docenas de ellos”, finalizó.