PROTAGONISTAS ENTREVISTA CON EL NÚMERO UNO DE LA RADIO

Mario Pereyra: “No soy un esclavo de la radio, por eso me retiro”

El conductor de Juntos recibió a PERFIL Córdoba y habló sobre su decisión de retirarse este año. “Puede ser el lunes o en diciembre, pero la decisión está tomada”, señaló.

En el living de su casa, pocas horas después de anunciar su retiro.
En el living de su casa, pocas horas después de anunciar su retiro. Foto:Fino Pizarro

Viernes, 19 horas. Mario Pereyra abre la puerta de su casa para recibir a PERFIL Córdoba. Hace cinco horas, acaba de tirar una bomba, que repercutió fuerte en Córdoba: “Ya está, me retiro invicto después de 33 años”, había dicho frente al micrófono. El mensaje le tomó un minuto exacto. No brindó más precisiones. “Nadie sabía lo que iba a decir, solamente mi esposa. El equipo quedó sorprendido”, dice Pereyra.

La primera pregunta que surge es cómo se siente, después de una de “las noticias del año” en los medios de Córdoba. “Acá me ves”, dice. Y señala sus pies: está en pantuflas, cómodamente sentado en la tranquilidad del living de su hogar.

-¿Cuándo tomó la decisión?

-La tomé hace rato.

-¿Fue este año?

-Después de la enfermedad.

-¿Ahí llegó el clic?

-No, no, no… ya tengo 73 años.

-¿Internado maduró la decisión?

-No, yo dejo que las cosas fluyan. Hace un tiempo largo que tengo la decisión tomada de cuándo me voy a retirar. Yo sé lo que voy a hacer, lo que voy a decir, cómo lo voy a decir.

-¿Cómo se siente, ahora, después de anunciar su retiro?

-Ya está. Yo necesitaba decirlo. Nadie sabía que lo iba a decir, sólo mi mujer.

-¿Alivio es la palabra para definir este momento?

-No, no es ésa la palabra. Yo nunca doy un paso sin haberlo ejecutado en la mente.


Pereyra comunicó su decisión el mismo día en el que Ibope dio a conocer el ranking anual de las radios de Córdoba y que encuentra a su programa Juntos como el más escuchado de Córdoba. No sólo eso. De la lectura fina del informe se desprenden varios datos para tener en cuenta, como por ejemplo que dentro de los primeros 30 programas más escuchados, 28 pertenecen a la radio donde Pereyra es accionista y está a cargo de la programación, como director artístico. “Reformulamos la programación, hicimos cambios… nos salió bien”, dice y acota que pese a todos los cambios que se produjeron en la competencia, una vez más la gente eligió a Cadena 3. “Esto sin ustedes no sería posible. Ustedes son los que cambian el dial según les gusta o no un programa”, les había dicho a sus oyentes.

En el mano a mano con el conductor, un aspecto a tener en cuenta es la excelente relación que Pereyra mantuvo siempre con sus socios, Rony Vargas y Gustavo Defilippi y con Carlos María Molina, el gerente de la radio más federal del país y hombre clave en la estructura de la empresa. “Nunca tuvimos un sí o un no con ellos. Todo lo definimos juntos”, asegura.  

-¿Qué le dijeron sus socios?

-Hace mucho tiempo que había hablado con ellos, ya les había dicho que este año me iba.

-Cuando usted dice yo me voy…

- (Interrumpe) Lo que pasa es que nadie me cree…

-Pero nunca había dicho una cosa así…

-Por eso, porque todos creen que soy un esclavo de la radio y se creen que no voy a hacer una cosa distinta.

-¿Por eso lo dijo al aire?

-Se ve que para convencerlos a mis socios, para que me creyeran. En la radio nadie creía que me iba a ir.

-Al decirlo públicamente, asume una especie de compromiso…

-Sí, con la gente.

-Cuando dice que se va ¿de dónde se va?

-De todo.

-No va más a la radio, entonces.

-No voy más.

-Ni a reuniones.

-Todo eso se va a decidir la semana que viene. Me debo a mis socios.

-O sea, no se va sólo del micrófono.

-Yo ya sé lo que voy a decir.

-Puede ser la semana que viene o en diciembre.

- El lunes me junto con mis socios y definimos todo.

-¿Y sus socios están tranquilos?

-No lo sé, habría que preguntarle a ellos.

-Pero usted es Mario Pereyra…

-…

-Me refiero a que no se lo reemplaza fácil.

-No hay nada…No me pidas nombres.

-¿A usted lo reemplaza un nombre o una estructura?

-Una estructura.

-¿Lo llamó mucha gente después de su anuncio?

-No, y como no tengo celular ni redes sociales, no pasó nada. Sí estoy feliz porque mis hijas me llamaron y me dijeron que tomé la mejor decisión. Estaban felices.


En octubre del año pasado, Pereyra fue elegido como la Personalidad Influyente del Año por la revista Punto a Punto. En esa entrevista, el conductor había dado algunas señales de su posible retiro. “¿Cómo veo a la radio en diez años? No sé, porque yo no voy a estar. Voy a hacer como los DT o los jugadores de fútbol que no van más a la cancha, yo no voy a escuchar más radio…”.  En la misma nota se lo indagó sobre qué faltaba por hacer en la radio. “De mi parte tengo poco”, aseguró, añadiendo que “voy sumando gente joven, voy armando un muy buen equipo: el Turco (Fernando Genesir), Agustina (Vivanco), Geo (Monteagudo), los chicos de deportes”.

Aunque dice que no es hora de balances, en aquella nota se animó a explicar el fenómeno de Cadena 3. “Lo que me parece sorprendente son los 33 años, porque cuando se hacen los rankings seguimos arriba, cada vez que hacemos un evento convocamos más gente, las mediciones nos dan mejor cada año…lo mismo que esta encuesta (Personalidad más Influyente), yo debería estar en baja. No soy un chiquilín y el programa insume mucho esfuerzo”. La charla va llegando a su fin. Antes de la despedida, asegura: “yo llegué en silencio y me voy a ir en silencio…” En su living predomina el silencio. Las palabras que pronunció cinco horas antes todavía retumban.