PROTAGONISTAS REENCUENTRO EN LA PATAGONIA

Máxima celebró su tercera Navidad en Villa La Angostura con toda su familia

Ya lo había hecho en 2010 y 2012. Esta vez, eligieron el Bosque de Arrayanes para las fotos oficiales. 

Foto:Cedoc

Parece que ésta será una costumbre a prolongarse en el tiempo: pasar la Navidad en Argentina. Máxima, su marido y sus tres hijas están desde el fin de semana pasado en Villa La Angostura.

La familia real holandesa llegó a la localidad neuquina para disfrutar de los días de sol y descanso que ofrece ese lugar. Una vez instalados, y como lo indica el protocolo, la familia brindó una sesión de fotos con la condición de siempre de que, luego, se respete su privacidad durante los siguientes días de estadía. Esta vez el escenario elegido fue el Bosque de Arrayanes.

El encuentro con la prensa comenzó temprano, minutos después de las 8 de la mañana y frente a una treintena de periodistas y fotógrafos nacionales y holandeses, quienes se trasladaron en catamarán hasta el lugar.

Luego llegaron los cinco integrantes de la Corona holandesa, en una embarcación privada. Según trascendió, partieron en un catamarán exclusivo desde el muelle de Bahía Mansa, para desembarcar en la Península del Quetrihué, escoltados por una lancha de Parques Nacionales con un cuidadoso operativo de seguridad.

Relajados. Máxima y Guillermo hablaron unos minutos con la prensa y dijeron frases protocolares. “Este es un lugar hermoso, me encanta venir. Y además, es cuando aprovecho para practicar mi español. En dos semanas aprendo mucho”, dijo Guillermo. Y agregó entre risas: “Entiendo todo pero hablo poco”. A su lado, Máxima confesó estar muy agradecida por la calidez con la que siempre reciben a la familia real. “Acá son todos muy hospitalarios con nosotros cada vez que venimos”, comenzó diciendo. “Ustedes saben –prosiguió–, éste es un lugar muy especial: mi hermano vive acá, toda la familia viene desde hace muchos años”. Es sabido: en la ciudad neuquina vive desde hace diez años el hermano de Máxima, Martín Zorreguieta, dueño de un reconocido restaurante.

Cuando le consultaron a Máxima qué esperaba para 2015, expresó: “Prosperidad, paz y amor para todos”.

La familia real posó luego sobre un gran tronco y se dio por terminada la cronometrada sesión de fotos. Las medidas de seguridad se extreman en esta zona del sur cada vez que Máxima pasa unos días junto a su familia.

El subsecretario de Turismo municipal, Juan Pablo Bruni, agradeció la presencia de la reina y les restó importancia a las medidas de seguridad. “Es prácticamente una turista más que se acerca a nuestra localidad, no hay de parte nuestra ni de ella ninguna diferenciación en el trato”, dijo a Cadena 3 el funcionario. Y agregó: “Es una familia más de turistas en Villa La Angostura, con el honor que implica que hayan elegido el lugar, el Bosque de Arrayanes, para grabar el saludo de fin de año”.

Lugar. Este paraíso del sur argentino fue la locación de varias Navidades. Primero, en 2007, cuando la familia real viajó junto con la por entonces reina, Beatriz. Luego, volvieron en 2010 y 2012. Este ritual se había llevado a cabo por última vez en 2012, ya que luego de la entronización de Máxima y Guillermo como reyes, no fue posible repetirlo

Los reyes de Holanda y sus tres hijas, Amalia, Catharina y Alexia, celebraron Navidad alojados en el campo que la familia compró en Villa La Angostura hace unos años. Según se supo, pasaron la Navidad en forma relajada junto los padres de Máxima, Jorge Zorreguieta y María del Carmen Cerruti, quienes se quedarán junto a su hija para celebrar también fin de año. La familia real retornarán a los fríos paisajes de Holanda en los primeros días de 2015.

 

En vivo, en Argentina; grabado, en Holanda

Siempre atento a los compromisos protocolares, Guillermo viajó a la Argentina no sin antes dejar un mensaje de fin de año grabado para su país. Para comenzar, recordó el accidente de avión ocurrido en julio pasado, cuando cayó una nave de Malaysian Airlines en territorio ucraniano, procedente de Amsterdam, en la que viajaban decenas de holandeses. “El dolor de los familiares y amigos que murieron en el accidente de avión eclipsa esta Navidad para miles de personas en nuestro país y más allá. Para ellos y para todos los afectados por el dolor, esto no es un día de luz”, dijo en un mensaje grabado para televisión. En otro tramo del discurso, se preguntó si la población se puede mantener fiel a los ideales de una sociedad libre, “en la que cada inviduo pueda ser uno mismo y tener la posibilidad de ayudar al otro”. Dijo: “El valor de la libertad y la democracia es fundamental (…) En este contexto, ¿podemos ser libres hoy? Mi respuesta es sí. Sólo ocurirrá si nos damos cuenta de que nuestra libertad tiene que ver con la responsabilidad común como ciudadanos”, finalizó.



Agustín Gallardo