PROTAGONISTAS SEGUNDA APARICION TRAS LA INTERNACION

Máxima volvió a la actividad plena y dejó atrás sus problemas de salud

Espléndida como siempre. Esta parece ser una marca registrada de Máxima Zorreguieta cada vez que hace alguna aparición pública, a tal punto, que parece no haber ninguna señal de su reciente internación por una inflamación en la pelvis renal.
Ayer la reina de Holanda se hizo presente en un encuentro de apoyo financiero para mujeres empresarias. Máxima participó de la clausura de un taller llamado Kracht on Tour, que apunta a alentar a las mujeres para que encuentren su talento y poder desarrollarse en varios planos económicos. Allí, como suele ocurrir en cada lugar que visita, no pasó desapercibida y lució un vestido del diseñador danés Claes Iversen. En el encuentro, la reina recibió la primera copia de la revista Kracht on Tour, en manos de la ministra de Educación de Holanda, Jet Bussemake.
Esta es la segunda vez que Máxima se muestra luego de ser internada a fines de octubre pasado durante tres días en un hospital de La Haya, a raíz de una inflamación en la pelvis renal, episodio que la obligó a suspender una visita oficial en China. Máxima había comenzado a tener fiebre y dolores de espalda, lo que la obligó a suspender la gira que estaba realizando. Aquel momento fue sólo un susto, pero un llamado de atención para quienes la acompañan. “Deberá tomarse las cosas con calma”, informaban desde la Casa Real.  Algunas versiones indicaron que el mal momento había tenido que ver con una recaída producida por la dieta estricta que Máxima vino haciendo en el último tiempo, donde bajó entre 9 y 12 kilos. Se trata de un régimen hiperproteico que ha sido calificado de peligroso por algunos nutricionistas. Se sabe: Máxima, a sus 44 años, se esfuerza por mantener una imagen impecable que aporte naturalidad y modernidad a la monarquía holandesa. Lo cierto es que la reina se recuperó y siguió adelante con sus obligaciones. Luego de una semana de reposo, hizo su primera aparición en una conferencia internacional sobre la violencia contra las mujeres. Los aproximadamente mil participantes debatieron, entre otros tópicos, sobre cómo ayudar a quienes sufren por la violencia doméstica y para ser independientes económicamente.
“Tengo que volver a recuperar fuerzas, pero me siento mucho mejor”, afirmó en ese entonces la reina. “Agradezco mucho todos los buenos deseos que me llegaron para que mejorara; fue realmente muy conmovedor”, dijo en otro momento. Las pruebas están a la vista.



Agustín Gallardo