PROTAGONISTAS PATERNIDAD A PLENO

Messi, emocionado, salió ayer a la cancha con su hijo y su mujer

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

Son tiempos conmovedores para la Pulga. Mientras hace la previa para el Mundial de Brasil 2014, el Barça está en crisis y los medios españoles se preguntan qué le pasa al mejor jugador del mundo. Sumado a esto, el viernes de la semana pasada, falleció Tito Vilanova, ex director técnico catalán y una persona muy querida por Messi.

El entrenador, que hacía dos años y medio que padecía un cáncer en la glándula parótida, fue despedido con un emotivo homenaje en el estadio El Madrigal. Uno de los más sentidos por lo acontecido fue el rosarino, quien no pudo contener el dolor y soltó algunas lágrimas. “Será una persona difícil de olvidar”, escribió Leo en las redes sociales, y le envió condolencias a la familia de Tito. En este contexto, el astro se concentra en su familia y disfruta de su apoyo incondicional.

Así se lo vio ayer, cuando el Barcelona se enfrentó al Getafe. Antes de cruzar la línea blanca que separa el campo de juego de los banquillos, Messi abrazó y besó a su mujer, Antonella Roccuzzo, y alzó al pequeño Thiago. El incentivo fue suficiente para que Messi metiera un gol a los pocos minutos, pero no alcanzó para ganar y el equipo de Leo se alejó aún más del título de la Liga española de fútbol tras empatar 2-2 contra Getafe.

“El presente es abrazarte y que nada te falte. Tu alegría es la vida en este instante”. Así dice Hijo, de Los Cafres, la canción favorita de Lionel Messi. El rosarino lo contó hace unos días, cuando fue protagonista de un capítulo del proyecto solidario de José Manuel Pinto, arquero del Barcelona.

Ante jóvenes humildes que buscan explotar su talento para la música, Messi contó que cambió la cumbia por el reggae y que intenta aprender a tocar la guitarra, aunque va “de a poquito”. “Me gustaría saber tocar varios instrumentos, me relaja y me saca un poco de todo el lío que tenemos”, confesó.



Martina Arenillas