PROTAGONISTAS PROVOCADORA

Miley Cyrus posó desnuda para la portada de una revista

PERFIL COMPLETO

Se sabe que la adolescencia es una etapa signada por la rebeldía, y los famosos no escapan a esa máxima. Pero en el caso de ella, que fue una niña Disney, se nota más. Es que otra vez Miley Cyrus está en boca de todos. La cantante de apenas 21 años sigue explotando su costado provocador, aun cuando las críticas no son favorables y acaba de perder una tapa de Vogue por esa actitud.
Luego de haber escandalizado con su actuación en su video del tema Wrecking Ball –en el que se la ve desnuda sobre una pelota–, y horrorizado con su show no muy distinto en la entrega de premios MTV Awards, esta semana posó desnuda para la portada de la revista Rolling Stone. En la misma aparece sin ropa, con apenas unos accesorios y el maquillaje negro corrido, en una piscina, lamiéndose el hombro con la lengua. Todo bajo el título de “Confesiones de la chica más rebelde del pop”.
Consciente de sus desmanes la joven dice: “Creo que no es un buen momento para googlearme”, en referencia a su actuación en los ya mencionados premios. En los mismos, vestida con un provocativo body estampado, Cyrus subió para cantar We Can’t Stop y al final de la canción, con un público enloquecido, se arrancó el body para quedar con un bikini color piel, mientras deslizaba una manopla por todo su cuerpo. Luego le hizo un baile erótico al cantante Robin Thicke.

Al respecto, Cyrus dijo a la revista Rolling Stone: “Pudimos ir más lejos, pero no lo hicimos. Se supone que de eso se trata este premio. No son los Grammy o el Oscar.  No da para ir con un vestido blanco aburrido. Se supone que son divertidos”.  Y agregó: “¡¡¡Brooke Shields hizo de prostituta a los 12 años en un film!!!”. Por otro lado, aclaró que “no estaba tratando de ser sexy”.  “Si hubiese querido hacer eso, lo hacía. Más bien me veía como una criatura. Ahora la gente espera  que esté con la lengua afuera todo el tiempo”.  Y criticó: “Estados Unidos es muy raro a la hora de juzgar lo que está bien y lo que está mal... El otro día estaba mirando Breaking Bad y estaban cocinando metanfetaminas y si hubiera querido podría haberlo hecho en casa porque literalmente ¡te enseñaban cómo hacerlo! Y después no tenemos permitido hacer fuck you”.



J.M.