PROTAGONISTAS MOTIVOS DE UNA CIRUJIA POLEMICA

“Mis seis hijos no deben temer perderme”

El que sigue es un extracto de la carta publicada esta semana por Angelina Jolie para explicar por qué se sometió a una mastectomía bilateral preventiva.

“Mi madre luchó contra el cáncer durante casi una década y murió a los 56 años. Resistió lo suficiente para conocer al primero de sus nietos y cargarlo en sus brazos. Pero mis otros hijos nunca tendrán la oportunidad de conocerla y experimentar su amor y su amabilidad. Solemos referirnos a ella como “la mamá de mamá”, y muchas veces debo tratar de explicarles la enfermedad que la apartó de nosotros. Me han preguntado si a mí podría pasarme lo mismo; siempre les digo que no se preocupen, pero la verdad es que soy portadora de un gen ‘defectuoso’, el BRCA1, que aumenta sustancialmente mi riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovario. Mis médicos estiman que tengo un 87% de riesgo de cáncer de mama y un 50% de cáncer de ovario, aunque el riesgo es diferente para cada mujer. Sólo una fracción de los casos de cáncer de mama es resultado de una mutación genética heredada. En promedio, los afectados por el BRCA1 tienen 65% de riesgo de contraerlo.

Cuando supe que mi realidad era ésa, decidí tener una actitud proactiva y minimizar el riesgo lo más posible. Tomé la decisión de realizarme una doble mastectomía
preventiva. (…) He decidido escribir al respecto con la esperanza de que mi experiencia pueda ser de provecho para otras mujeres. El cáncer sigue siendo una palabra que despierta temor y genera una profunda sensación de impotencia. Pero actualmente, a través de un análisis de sangre, es posible saber si uno es altamente susceptible al cáncer de mama o de ovario, y actuar en consecuencia. (…) Quise escribir estas líneas para contarles a otras mujeres que la decisión no fue fácil, pero estoy muy feliz de haberla tomado. (...)Puedo decirles a mis hijos que no deben temer perderme por un cáncer de mama. Es muy tranquilizador que no vean nada que los haga sentir incómodos. Pueden ver las pequeñas cicatrices, y nada más. Todo el resto es simplemente “mamá”, la misma de siempre. Y saben que los amo y que haré lo que sea para estar con ellos el mayor tiempo posible. Como comentario personal, debo agregar que no me siento en absoluto menos mujer. Por el contrario, siento el poder que confiere haber tomado una decisión fuerte, que en modo alguno va en desmedro de mi feminidad. Tengo la suerte de tener un compañero como Brad Pitt, capaz de darme tanto amor y tanto apoyo. Así que quienes tengan una esposa o una novia que está pasando por lo mismo, sepan que son una parte fundamental de ese proceso. Brad no se movió ni un minuto (...) durante el tiempo que duraron las cirugías. Hasta nos hicimos tiempo para reírnos juntos.(…) La vida nos presenta muchos desafíos. Los que no deberían asustarnos son aquellos que podemos enfrentar y controlar.”



Redacción de Perfil.com