PROTAGONISTAS EL EMPRESARIO TENIA 71 AÑOS


Murió Carlos Bulgheroni, miembro de la familia más rica de la Argentina

Así lo ranqueó Forbes en su listado de millonarios de 2016. Petróleo y gas son la base de su fortuna. Estaba internado en Nueva York desde junio donde se trataba por un cáncer.

Sobrio. Carlos en su oficina porteña, en una de las últimas entrevistas que concedió a PERFIL. Casado dos veces, tenía tres hijos: Marcos y los mellizos Benicio y Olivia.
Sobrio. Carlos en su oficina porteña, en una de las últimas entrevistas que concedió a PERFIL. Casado dos veces, tenía tres hijos: Marcos y los mellizos Benicio y Olivia.
Foto:Cedoc Perfil
Estupor y sorpresa. Ese fue el ánimo que en la mañana de ayer hubo entre los responsables de comunicación de Bridas, Axion y Pan American Energy al momento de tener que reconfirmar la muerte de Carlos Bulgheroni. También entre allegados a la familia cuyos celulares se llenaron de mensajes de consulta cuando la información que primició Perfil.com comenzó a replicarse en otros portales de noticias.

Algo similar sucedió en el elegante edificio en “La Isla”, ubicado frente a la embajada de Inglaterra. Allí, el empresario –titular de dos piso más un tríplex– vivía cuando estaba en Buenos Aires y ayer  el personal de la propiedad mantenía reserva, pero por el semblante y tono que manifestaron al ser consultados daban cuenta de que estaban al tanto de la noticia aunque mantuvieron un lógico silencio.
 
Finalmente, de parte de una familiar y pasadas las 10.30 de la mañana llegó –al menos a PERFIL– la confirmación escueta pero irrefutable de la muerte del empresario.El viernes pasadas las 11 de la noche (hora Nueva York), Carlos Bulgheroni falleció en esa ciudad mientras estaba internado en terapia intensiva. Pasado el mediodía estuvo el parte oficial: “Bridas, Axion y Pan American Energy (PAE) lamentan informar el fallecimiento en la madrugada de hoy sábado 3 de septiembre del Dr. Carlos Alberto Bulgheroni, a los 71 años de edad, en los Estados Unidos, donde se encontraba internado a raíz de una intervención quirúrgica realizada en el mes de junio pasado.”

Unidad familiar. Desde hace unos cuarenta años, Bulgheroni viajaba a Estados Unidos  al menos una vez al año para tratarse de un cáncer. A pesar de que la última semana había mostrado una mejoría tras la operación mencionada en el comunicado oficial corporativo, fue finalmente una de las derivaciones que esa enfermedad genera lo que causó la muerte.

Marcos Bulgheroni, su hijo mayor, había compartido el jueves último la reunión en la Unión Industrial Argentina –con motivo del Día de la Industria. Y ayer junto a su esposa e hija, viajaron a Nueva York. También su hermano Alejandro con su familia. En esa ciudad ya estaban, obviamente, Natalia Cobo –segunda esposa de Carlos y madre de los mellizos Benicio y Olivia. Hasta que se produjo el fatal desenlace y en vista de que la enfermedad requería una atención médica mayor de la habitual, Natalia y Carlos tenían pensado radicarse en Nueva York. Por lo menos al cierre de esta edición no estaba confirmada la fecha del traslado de los restos del empresario ni dónde sería el funeral.  
 
Ranking vip. El listado anual que publica la revista Forbes con las fortunas de los hombres más ricos del mundo es una carta de presentación internacional aunque, al menos en Argentina, las familias que ingresan o egresan del mismo preferirían que dicho ranking pasara desapercibido por razones varias. Los millonarios del mundo saben cómo ubicar a sus pares a la hora de establecer vínculos comerciales o sociales y la exhibición de la riqueza, según la coyuntura local o internacional, obliga a prever efectos colaterales.
Sin embargo, por reducirse en general a tres, cuatro o como mucho cinco apellidos, la publicación de cada nuevo listado anual se expande velozmente en los medios nacionales por la curiosidad propia que los rankings generan.

Y el de 2016 puso en el primer puesto de los millonarios argentinos a los hermanos Carlos y Alejandro Bulgheroni. Si bien a nivel mundial ambos pasaron del puesto 283 en 2015 al 324 el corriente año, en la Argentina
y con una fortuna de 4,8 mil millones de dólares se posicionaron por encima de –en orden decreciente– Eduardo Eurnekian, Gregorio Perez Companc y Alberto Roemmers. Como ayer se encargaron de subrayar por parte de la compañía, esa fortuna corresponde a los hermanos por lo que es poco acertado etiquetar a Carlos como el hombre más rico de la Argentina.

ADN empresario. Alejandro Angel Bulgheroni –padre de ambos hermanos comenzó esta dinastía en 1948. Así surgió Bridas, que en principio proporcionaba piezas para la ampliación de la red de oleoductos de la compañía nacional de petróleo. Al morir éste en 1985, Alejandro, el mayor e ingeniero industrial, y Carlos, abogado (egresado de la Universidad de Buenos Aires) tomaron el mando de la empresa y viraron a la exploración y producción de petróleo y gas. En 2011, Bulgheroni vendió una participación del 50% en Bridas a la petrolera estatal de China, Cnooc, por $ 3,1 mil millones. Y se asociaron con la British Petroleum en Pan American Energy que tienen operaciones en varios países de América Latina. Así los hermanos Bulgheroni controlan la mayor compañía privada energética de la Argentina, Bridas Corporation. Para el público en general, Axion es la cara visible y cotidiana de esta familia.

En líneas generales, en la empresa, Carlos tenía el rol de ser el “lobbista”, el responsable de tejer conexiones comerciales. Durante mucho tiempo, sentó su base de operaciones en Italia donde hasta hace unos años también vivía su hijo Marcos, hasta que éste se radicó con su familia en la Argentina para tener participación más directa en la compañía. Por su parte Alejandro es quien se encarga del día a día en la empresa. Y por el momento, esto seguirá siendo así.