PROTAGONISTAS UNA PELICULA, MUCHOS GALARDONES

Natalia Oreiro ganó como mejor actriz por ‘Wakolda’

Su protagónico la consagró en el Festival Unasur Cine 2013. Este reciente film de Lucía Puenzo también se llevó el primer premio.

PERFIL COMPLETO

El cierre de la segunda edición del Festival Unasur tuvo una sorpresa: Wakolda resultó ser la gran triunfadora al recibir los galardones a Mejor Película de Ficción, Mejor Dirección, Mejor Actriz –para Natalia Oreiro– y Revelación –para Florencia Bado–. El viernes pasado, sobre el cierre del festival, el encargado de recibir el premio por la película fue Luis Puenzo, padre de Lucía, la directora, quien se encontraba en Buenos Aires. Basada en la novela homónima, escrita también por ella, la película cuenta la historia de un médico alemán, interpretado por Alex Brendemühl, que conoce a una familia argentina en una región desolada de la Patagonia y se suma a ellos por la Ruta del Desierto. El viajero es en realidad Josef Mengele, uno de los criminales más terribles de la Alemania nazi. Esta familia revive en él todas las obsesiones relacionadas con la pureza y la perfección. En especial Lilith, una adolescente con un cuerpo demasiado pequeño para su edad. La fascinación es mutua: en pleno despertar sexual, Lilith siente una inquietante atracción por ese forastero. Desconociendo la verdadera identidad del alemán, al llegar a Bariloche, Enzo (Diego Peretti) y Eva (Natalia Oreiro) lo aceptan como primer huésped de la hostería que poseen, a orillas del lago Nahuel Huapi. 

“Lucía Puenzo se anima a contar cosas que nadie cuenta”, decía Oreiro a PERFIL en una entrevista conjunta con Elena Roger, quien interpreta a una espía de la Mossad en busca de nazis en Argentina. “En Estados Unidos tuve la oportunidad de encontrar y ver archivos documentales del Mossad, muy al alcance de la mano. Veía lo que había sido después de la guerra, cómo los judíos se habían armado de una manera y habían dicho ‘Ahora la van a pagar’, y que el Mossad hasta había estado a punto de envenenar a todo Berlín, por las aguas, sabiendo que podía matar gente que no había sido nazi”, contó Roger. “En ese momento se desconocían muchas cosas que después se conocieron. En los 50 no era mucha la información: muchas cosas se intuían y otras se notaron después. Me impactó acercarme a ese mundo. Absolutamente”, agregó Oreiro.

El festival Unasur se realizó en la provincia de San Juan y cerró el viernes. Uno de los atractivos fue La propia mirada, el ciclo de cortometrajes que coordinó Florencia Kirchner. Se trata de una serie de seis cortos filmados en barrios de bajos recursos, pensados actuados y dirigidos por sus mismos habitantes.



A.G.