PROTAGONISTAS INCOMPATIBILAD DE CARACTERES

Nieves Zuberbühler se divorció a un año de su fastuosa boda

Su boda fue el evento del año de la alta sociedad y todos los medios internacionales hablaron de la puesta en escena que en Nueva York montó la pareja.

Fin del cuento. El amor duró sólo un año. Ella, ahora soltera, seguirá luciéndose en pantalla.
Fin del cuento. El amor duró sólo un año. Ella, ahora soltera, seguirá luciéndose en pantalla. Foto:cedoc

Su boda fue el evento del año de la alta sociedad y todos los medios internacionales hablaron de la puesta en escena que en Nueva York montó la pareja. Y no era para menos: uno de los miembros de la dinastía más famosa de Colombia, Julio Santo Domingo III, cuya fortuna asciende según Forbes a 2.300 millones de dólares, se casaba con una periodista argentina, Nieves Zuberbühler, en una fiesta que emuló el cuento de Alicia en el País de las Maravillas. Y que tuvo entre sus invitados a parte del jet-set europeo como Carolina de Mónaco, cuyo hijo mayor es cuñado del novio. Sin embargo, a exactamente un año de esa fastuosa unión, sus protagonistas decidieron poner fin al amor, según publicó Vanity Fair, por “incompatibilidad de caracteres”.

La pareja había formalizado la unión por civil a comienzos de 2015 en el mayor de los secretos, pero quiso realizar una fiesta de disfraces a lo grande para celebrar su unión en matrimonio por la Iglesia en octubre de 2016 coincidente con Halloween. Y por eso, tras la ceremonia religiosa que se celebró en la iglesia Visitation of the Blessed Virgin Mary, de Brooklyn en Estados Unidos, se hizo una gran fiesta que no fue como cualquier otra: sino una de disfraces que costó tres millones de dólares.

La novia, miembro de una conocida familia argentina, eligió para la ocasión un vestido de gasa con escote Bardot diseñado por Brandon Maxwell; el novio, se disfrazó de caballero medieval. Y los invitados, tanto como la ambientación del espacio donde se  realizó la fiesta, estuvieron acordes. Tatiana Santo Domingo, por ejemplo, fue vestida de Maléfica; y su socia, Dana Alikhani, de diosa hindú. Carolina de Mónaco fue la excepción, presentándose con un vestido negro de lentejuelas muy discreto y sofisticado, de Chanel.

Nieves es hija de Ignacio Zuberbühler y Marina Blaquier y quien auspició como celestina de la pareja fue Concepción Cochrane, prima de Nieves, íntima amiga de la troupe Casiraghi. La grandilocuencia del evento hablaba de un amor que pretendía durar toda la vida, y quizás por eso la noticia del distanciamiento sorprendió mucho tanto en Estados Unidos como en Argentina donde igualmente Nieves no es una figura hiperconocida.

Por otro lado, éste el segundo matrimonio de la joven de 32 años y productora de 60 Minutes, el programa de la cadena CBS, antes estuvo casada brevemente con el economista Manuel Maximino.



Temas: