PROTAGONISTAS UNA MANSION DE 2.500 METROS CUADRADOS

Obama compró una casa por US$ 8 millones

El ex presidente vivirá en Washington y adquirió una casa en Kalorama, el barrio donde se mudó Ivanka Trump. Se quedará allí hasta que su hija menor termine la secundaria.

Propietarios. Los Obama ya alquilaban la casa desde que dejaron el poder.
Propietarios. Los Obama ya alquilaban la casa desde que dejaron el poder. Foto:instagram

Kalorama era un barrio tranquilo de calles arboladas, ubicado a treinta cuadras de donde se cocina el destino de la nación norteamericana, la Casa Blanca. Sin embargo, este rincón de Washington cambió su fisonomía desde que tiene sus nuevos residentes: primero fue Ivanka Trump, la hija del presidente, y ahora Barack Obama. Si bien el ex presidente ya se encontraba alquilando en el lugar desde que dejó su mandato, parece que se enamoró de la casa y decidió comprarla. ¿Cuánto desembolsó?: 8,1 millones dólares. Paradojas del destino, los Trump y los Obama se encuentran a un minuto de distancia.

El motivo de la compra, explicaron desde el entorno presidencial, es quedarse en el barrio para que Sasha, la hija menor del matrimonio, termine el secundario en una prestigiosa escuela de Washington a la que asiste. Malia, de 18 años, mientras tanto, se mudará en otoño a la Universidad de Harvard. “Teniendo en cuenta que el presidente y la señora Obama estarán en Washington durante al menos dos años y medio más, tenía sentido para ellos que comprasen la casa y convertirla en su hogar en vez de seguir alquilándola”, explicó el portavoz de Obama, Kevin Lewis.

El inmueble es lujoso pero sin ostentar. Es una mezcla de estilo clásico con detalles modernos y es altamente minimalista. Tiene nueve habitaciones y ocho cuartos de baño.

En esta zona ya vivieron otros ex presidentes como Franklin D. Roosevelt o muchos antes Woodrow Wilson, entre otros. La lujosa vivienda, de 2.500 metros cuadrados, tiene ladrillo a la vista y techos altos, y fue construida en 1920. En su interior tiene pisos de madera, mármoles y sobre todo  amplios jardines, terrazas y capacidad para guardar unos diez autos.

Cerca de allì, hay otro famoso que acaba de llegar al barrio. Jeff Bezos, el dueño de Amazon y de The Wahington Post compró la casa más grande de Washington (ubicada en ese barrio) por 23 millones de dólares. La usará con su familia para ir y venir desde Seattle, donde residen. Por su parte, Barack no abandona su actividad pública y esta semana viajó a Berlín para encontrarse con Angela Merkel en una congregación de fieles protestantes. Posteriormente mantuvo un encuentro con el príncipe Harry, a quien le dio su pésame por el atentado de Manchester.