PROTAGONISTAS PREMIADA COMO MEJOR ACTRIZ

Orgullo de mamá: Sofía Gala ganó en San Sebastián

Lo hizo por su actuación en Alanis, donde interpretó a una prostituta y fue ovacionada en España. La emoción de Moria Casán.

Ganadora. Ayer, Sofía Gala y su directora Anahí Berneri, felices con sus respectivos premios.
Ganadora. Ayer, Sofía Gala y su directora Anahí Berneri, felices con sus respectivos premios.

“Orgullo absoluto”, así describe Moria Casán en diálogo con PERFIL la sensación que vive a apenas minutos de enterarse de que su hija, Sofía Gala, acaba de ser premiada en el prestigioso festival de cine de San Sebastián como Mejor Actriz, por su rol protagónico en la última película de Anahí Berneri: Alanis. El film cuenta tres días en la vida de una trabajadora sexual, madre de un niño pequeño interpretado por Dante, el hijo de Sofía Gala en la vida real.

“Siento una emoción absoluta. El primer orgullo lo tuve con su primera película, El resultado del amor (2007), cuando le dieron el Premio del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva a la Mejor Actriz en su primer rol protagónico, que si bien no era protagónico técnicamente, aparecía como tal. Y fue ahí, en ese país bendito, España, que es nuestra Madre Patria y nos recibe tan bien siempre”, relata Moria sin salir de la emoción propia de la grata noticia. Además redoblar la apuesta y pasa de la obnubilación a la euforia: “Me gusta mucho esto de que me llamen por ser la ‘madre de...’. Me gusta transformarme, dejar de ser Moria Casán, y que ella deje ser ‘la hija de Moria’ para ser yo ‘la madre de’ Sofía Gala Castiglione. Eso es lo que más me gusta. Ella fue la que menos se colgó de mi vida, hace castings, la eligió Francis Ford Coppola para hacer Tetro (2010) cuando ella estaba por tener un bebé...”. Y entonces se sumerge en el relato: “Ella estaba esperando a Helenita, estaba embarazada y hubo que apurar la filmación porque ya se le notaba y le crecía la pancita. También la eligieron para la película de Viggo Mortensen Todos tenemos un plan (2012), que tuvo las mejores críticas y por la cual recibió un premio: el Cóndor de Plata como Revelación Femenina. Con todo lo que hace se gana un premio. Es extraordinariamente talentosa”.

Los tiempos de peleas entre hija adolescente y madre quedaron en el pasado, y hoy la relación goza de una gran madurez que se expresa en cada palabra de la diva. “Me da mucho orgullo mi hija. Ni siquiera usa mi apellido, no se hace la cool, no tiene escándalos, es cero tilinga y le sobra talento”, dirá para luego referirse a las críticas que recibió la actriz por sus dichos respecto del tema de la película que la llevaron a una gran polémica con el rubro gastronómico cuando aseguró que “pese a las condiciones de marginalidad, preferiría ser prostituta antes que moza”. Algo que a Moria no le preocupa, porque asegura que Sofía heredó su fortaleza, lo que muchos llaman su “lengua karateca”. “Sofía es una gladiadora de la vida y cuando la atacan ella redobla la apuesta, es una guerrera y en eso es igual a mí cuando lucha por sus ideales. Y esta película es el triunfo de la mujer. Y por qué no de las prostitutas, sobre el medioevo neuronal que reina en muchas personas. Estoy orgullosa de mi hija. A partir de ahora soy la mamá de Sofía”, sentencia.

Por el film, ganó además  Anahí Berneri, como Mejor Dirección. También fue premiado el argentino Diego Lerman, como Mejor Guión, por la película Una especie de familia.