PROTAGONISTAS LA DISPUTA QUE SE VIENE

Pampita evitará que su ex demande la separación en Chile

El nuevo Código Civil Argentino juega a favor de la modelo, aun cuando no logre los millones que pide. Sin embargo, en el país trasandino podría percibir mucho menos.

Foto:Cedoc Perfil
Ella está en Nueva York donde se la vio junto a Nacho Viale. Y él se fue de vacaciones con sus hijos luego de terminar en Colombia la filmación de El hilo rojo, la película que protagoniza con China Suárez.
A juzgar por ello, el río parecería haber vuelto a su cauce. Sin embargo, podría tratarse simplemente de la calma que antecede al huracán. Es que si bien ambos comenzaron a rehacer su vida amorosa, Carolina Ardohain no se olvidó de su mediática separación de Benjamín Vicuña. Y según trascendió, la modelo junto con su abogada Ana Rosenfeld le reclamarían al chileno tres millones de dólares y una cuota de 200 mil pesos mensuales en concepto de “alimentos para sus hijos”. No obstante, eso será negociable sólo si la modelo logra que la separación se tramite en nuestro país.
Consultado por PERFIL el abogado de familia, Felipe Llerena, explicó que “en casos de parejas con hijos menores en común, con bienes adquiridos durante la unión convivencial y con diferente nacionalidad de las partes, las cuestiones atinentes a la separación deben tramitarse en principio ante un juez del país donde transcurre la convivencia, teniendo en cuenta el lugar donde tienen su centro de vida los menores”. Algo que en este caso puntual podría complicarse. De ser en Argentina, las cosas parecerían más sencillas para Pampita gracias al nuevo Código Civil “que intenta equiparar la unión convivencial a la unión matrimonial”. La cuota alimentaria, parece ser lo más simple: “Los jueces tienen en cuenta dos parámetros para fijarla: el estándar de vida que llevaban los menores durante la unión convivencial de sus padres y la capacidad económica del quien resulte obligado a prestar los alimentos”, destacó el letrado.
La división de bienes es otro tema. Siendo que no están casados, “si no hubo un pacto previo regulador del régimen de bienes, en principio cada uno se lleva lo que aportó y lo que figura a su nombre. Si los adquirieron en común, éstos se dividirán conforme a las reglas que rigen el condominio. En caso de un bien inscripto a nombre de uno solo de los integrantes de la pareja, el otro puede reclamar que se reconozcan los aportes que realizó para la adquisición de ese bien, lo que será materia de prueba”, detalla Llerena. Además, Pampita podría pedir una “compensación económica”, una figura que incorpora el nuevo Código Civil. “Este otorga derecho a resarcimiento a aquel conviviente que con motivo de la convivencia y su ruptura sufre un desequilibrio económico manifiesto. Puede consistir en un pago único, entrega de bienes, o la constitución de una renta por el tiempo que marca la ley. Para reclamarlo hay un plazo de seis meses”.
No obstante, nada de eso sucederá si la separación se tramitara en Chile. “En Chile entre convivientes no hay comunidad de bienes, lo que cada uno adquirió a su nombre no puede ser reclamado por el otro. Lo que podría solicitar quien se queda con los niños es que la casa familiar sea declarada bien familiar y sí poder vivir en ella sin que ésta pueda ser vendida o destinada a otro fin, también puede pedir pensión alimenticia por los niños que puede ser hasta el 50% del ingreso de cónyuge demandado. Sólo eso”, explica la abogada chilena Carola Gutiérrez.
Compensaciones económicas tampoco entran en el cuadro de situación “porque no hay una norma que establezca un procedimiento especial para estos casos. Si se intenta algo así debería ser en un juicio ordinario. Y sería un trámite lento con  pocas posibilidades de ganar, esperando cuatro o  cinco años y mostrando pruebas de cómo ella se vio perjudicada por esta convivencia y él beneficiado. Lo ideal es un acuerdo extrajudicial par evitar los malos ratos”.

Julieta Mondet