PROTAGONISTAS

Periodismo de retazos

PERFIL COMPLETO

Es duro reconocer que lo que más nos molesta es lo que más nos refleja pero algo de esto pasa con la pelea entre Ventura y Casella. Si se sustraen los temas particularísimos que se pusieron en juego y se analiza qué tipo de periodista pusieron en evidencia, se verá que se parece bastante a un estilo que por estos días impregna hasta el más adusto periodismo argentino. La disputa pone en escena, primero, el personalismo de una profesión en la que el nombre es marca registrada. De hecho, es difícil recordar en esta polémica de qué nota estamos hablando y en qué medio fue publicada porque el affaire lleva el apellido de los dos involucrados. Por otro lado, el origen del asunto está en un género con demasiados programas en el aire con estilo “periodismo de retazos”: ese que vive de comentar declaraciones o de otros medios, editados fuera de contexto y fuertemente editorializadas con música y comentarios con sorna. Esta es una variante de periodismo que se dedica a juzgar lo que los otros periodistas hacen, dicen, opinan, y se ocupa más de la noticia que de los eventos que reporta. Es un periodismo que prioriza los dichos a los hechos y que por tanto queda en el plano de la opinión. Y como el parecer de cada quien no admite desmentida, la razón de estas discusiones se resuelve en función del que grita más fuerte. O el que tiene más rating. Lo cierto es que pasada la primera impresión que causa cualquier discusión en voz alta, las polémicas entre periodistas solo perduran en el gueto de los informados. Muchos se jactan de que nunca antes el periodismo fue tan discutido públicamente, pero si tanta discusión resulta en este periodismo de pedazos, evidentemente nada contribuyó a la calidad de la información.

*Analista de medios.



Adriana Amado