PROTAGONISTAS LOS “MALQUERIDOS” DE LA ERA SAMPAOLI

Periodistas deportivos gambetean los cánticos de la selección argentina

Gabriel Anello, Gustavo López, Martín Liberman, Flavio Azzaro y Alejandro Fantino fueron de los más críticos con el plantel de jugadores y también con el equipo técnico.

Los Pasman versión 2017. Anello, radio Mitre; Gustavo López, Un buen momento, radio La Red; Martín Liberman, Debate final, Fox Sports; Flavio Azzaro, No todo pasa, TyC Sports; Fantino, 910 La Red.
Los Pasman versión 2017. Anello, radio Mitre; Gustavo López, Un buen momento, radio La Red; Martín Liberman, Debate final, Fox Sports; Flavio Azzaro, No todo pasa, TyC Sports; Fantino, 910 La Red. Foto:CEDOC

Aún no había sonado el pitido final y el festejo ya había comenzado. Con un resultado de 3 a 1 contra Ecuador finalmente la Selección logró meterse en el Mundial de Rusia 2018. Abrazos, llantos y la ya clásica evasiva a la prensa manifestada en un “oleee” de Messi a Tití Fernández fue el comienzo de un alocado y frenético festejo. El cual siguió en el vestuario con la Pulga al frente, subido a los bancos y arengando a sus compañeros a seguir los fuertes cánticos contra la prensa. En lo que podría ser una versión moderna de la  célebre frase “LTA” que Maradona le dedicó al periodista Toti Pasman tiempo atrás y que quedó en la historia. Y que claro está, su destinatario, supo capitalizar.

“No me importa lo que digan esos putos periodistas..”, rezaba el cantito festivo con sabor a revancha. Consultados por PERFIL, los periodistas deportivos más críticos de este equipo: Alejandro Fantino, Martín Liberman, Gustavo López, Flavio Azzaro y Gabriel Anello desestimaron el mensaje y celebraron que la Selección ganara y rompiera la veda que mantenía desde que Anello reveló en 2016 que Ezequiel Lavezzi no pasaría un antidoping.  

Anello, de hecho, calificó el cántico como “un desahogo”. “No lo justifico, pero lo puedo entender. Ellos tienen el derecho de hacer lo que quieran. Aunque no estuvo bien el insulto porque más allá de que algunos pudimos ser críticos nunca se les faltó el respeto. De todos modos, el deporte es un poco esto de la puteada, de la pasión sin control...”, manifestó el periodista de radio Mitre para luego afinar la puntería. “Lo que me pareció patético fue que el cuerpo técnico se prendiera y arengara los insultos”, sentenció.

—¿Creés que la veda fue por tus dichos?

—No. Los medios me señalaron a mí, me siento Himan. Pero lo que yo conté creo que fue la gota que rebalsó el vaso y no el detonante. Había que buscar un chivo para justificar la veda. Me parece que ellos ya tenían una decisión tomada de no hablar más por un cúmulo de cosas.

Para  el periodista, así como él puede criticar, “ellos también tienen derecho a elegir con quién hablan”. Y aclara: “Eso sí. Yo tengo la capacidad de hacer periodismo con y sin jugador hablando. Ahora hablan, bien, buenísimo, aunque a mí no me cambia”. Liberman también desestimó la reacción de la Selección y encontró en los cánticos algo “corporativo”.  “Creo que nadie podría hacerse cargo de los “putos periodistas”. Ninguno de mis colegas es homosexual que yo sepa. Y si lo fueran, no sé cuál sería el problema. Fue muy dicriminatorio. Igual, en sí al cántico le di una connotación totalmente futbolera. Pero tienen que entender que el rival fueron ellos mismos, no la prensa. En todo caso, gracias a la prensa convocaron a nuevos jugadores”. En el mismo sentido, López  explicó que la canción “es vieja y le cambiaron la letra. Y no fue puntualmente para nadie ya que es una sabida canción de cancha”. De todos modos, suena al menos llamativo que la hayan elegido dentro del amplio repertorio existente. Lo que para Liberman los hace “hipócritas”: “Después de cantar lo que cantaron, rompen la veda y dicen que tenemos que ir todos de la mano. Y nosotros siempre aceptamos las reglas de su juego y vamos como perros falderos a ponerles el micrófono. Yo no hice eso. Ojo, entiendo al periodista que lo tuvo que hacer porque si no, lo rajan. Pero me hubiera gustado que les pregunten por qué 5 minutos antes de romper la veda nos estaban insultando cuando nosotros no fuimos los que jugamos. Ellos fueron los que no venían ganando”. Y si bien celebró el corte de la veda, alegó que “debió haber un rol más fuerte de la dirigencia. Mínimo tendrían que obligarlos a dar conferencia.  De hecho, la FIFA lo hace, y por eso la levantan. Si no te multan. ¿Por qué no se hacen los guapos y meten veda en el Mundial?”.

Flavio Azzaro, quien aseguró que sería de soberbio creer que los insultos fueron para él, se sumó al comentario de Liberman y Anello: “Buenísimo que la rompan, aunque no entiendo por qué, ¿qué pasó? ¿El periodismo dejó de operar? Porque el periodismo sigue siendo el mismo. Se nota que fue resultadista el cambio. Si perdían, iban a seguir sin hablar.  Ellos que juzgan a los periodistas por resultadistas hicieron eso”.

Y si de resultados se trata, Fantino asegura que “lamentablemente” hoy en día el resultado “enmarca si tenés razon o no”. “Sos crítico con razón cuando la pelota no entra, y sos crítico sin razón cuando la pelota entra. Por eso, yo trato de analizar la película y no la foto. Vengo siendo crítico con el fútbol argentino desde el grondonismo hasta acá. Para abrir el arco llevaron a un brujo, eso es el fútbol argentino hoy, sin baños y con las barras manejando la reventa”.  

López coincide con sus colegas respecto de la veda: “Es injusta. Aunque puedo entender que explotaron y reaccionaron así. Pero tampoco es algo nuevo u original. Ya lo hicieron otros grupos y nunca fue positiva. No sirve. Y respecto de los cánticos, yo nunca les falté el respeto a los jugadores, pero si juegan mal, juegan mal. A mí me enseñaron eso en la escuela de periodismo. Yo amo a Messi, pero no jugó bien. Los que le dicen que jugó bien es porque son amigos o necesitan que les de una nota”.  Liberman coincide con el rol crítico del periodista: “Para mí está bien criticar y me gusta cuando me dicen que soy crítico. Yo no estudié periodismo para quedar bien con los jugadores”.

Comentarios, picantes, como el anterior, pusieron a cada uno de ellos en el centro de la escena aunque aseguran que trasnformarse en “personaje” no es lo que garpa. “Garpa tener un programa con 23 puntos de rating”, dice López, opinión a la que el resto se pliega. “No decimos cosas muy distintas al resto, pero quizás somos más vistos y repercute más”.



Temas: