PROTAGONISTAS MARCHA A PLAZA DE MAYO

Piqueteros y las CTA arrancaron el mes de protestas contra Macri

Las centrales que lideran Yasky y Micheli reclamaron medidas de fuerza “urgentes” y cargaron contra el “ajuste” del Gobierno.

PERFIL COMPLETO

Boudou. El ex vicepresidente mojó los pies en la histórica fuente de la plaza. Micheli lo hizo echar.
Boudou. El ex vicepresidente mojó los pies en la histórica fuente de la plaza. Micheli lo hizo echar. Foto:Twitter
El centro porteño fue paralizado ayer por una protesta de movimientos sociales y las CTA que lideran Pablo Micheli y Hugo Yasky. La movilización apuntó tanto contra el Gobierno como contra los líderes de la CGT, a quienes reclamaron una urgente medida de fuerza.

En el acto convergieron sectores que fueron opositores al gobierno de Cristina Kirchner, como la Corriente Clasista y Combativa y la CTA Autónoma, con organizaciones kirchneristas como la CTA de Yasky, Quebracho y la Tupac Amaru. Entre el público estuvieron Amado Boudou y Gabriel Mariotto. Ambos ex funcionarios, junto a Luis D’Elia y Fernando Esteche, posaron sentados en el borde de una de las fuentes de la Plaza de Mayo, mojando los pies, imitando la histórica escena que protagonizaron los obreros peronistas el 17 de octubre de 1945. Poco después, Micheli los echó del acto.

La protesta se inició a las 9 con cortes de organizaciones campesinas, la CCC y la CTEP, entre otras. Los organizadores habían acordado cinco puntos de reclamo, que se vieron reflejados en las pancartas de la movilización: reapertura de paritarias, aumento a jubilados y receptores de planes sociales, prohibición de despidos, fin del impuesto al salario y no criminalización de la protesta.

“Este gobierno profundiza el ajuste en favor de grupos económicos, distribuye más regresivamente la riqueza, ésa es la diferencia que tiene con el otro gobierno”, dijo Micheli desde el palco montado en la Plaza de Mayo. En el cierre, Yasky también disparó contra la gestión Cambiemos: “Los grandes grupos económicos quieren ponerles el pie en el pecho a los trabajadores pero este pueblo los va a parar”. Además hubo numerosas críticas al Gobierno y al triunvirato de la CGT por el acuerdo de un bono de fin de año.
La medida inaugura un mes de protestas que seguirá con asambleas de movimientos sociales en la próxima semana y una marcha de la CGT con piqueteros, el próximo 18.