PROTAGONISTAS SHOW POLITICO

Putin se olvidó de la crisis en Ucrania y jugó al hockey sobre hielo

Foto:AFP
Agencias
Para algunos parece una provocación. Para otros, un detalle más en la lista de actitudes “coloridas” de Vladimir Putin. Esta semana, el presidente ruso se mostró al frente de los multitudinarios desfiles de las fuerzas armadas que conmemoraron en la Plaza Roja el Día de la Victoria, un hecho que marca la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. En total, de esa fiesta participaron 11 mil uniformados, vehículos blindados, automóviles de la Infantería de Marina y, por supuesto, aviones que dibujaron el cielo moscovita.
Luego, Putin se trasladó a la base naval de Sebastopol, en Crimea,  y a bordo de un bote navegó delante de una formación de naves rusas de la Flora del Mar Negro. Toda esa puesta en escena la siguieron miles de crimeos.
Ayer, en un ámbito menos marcial, voló a Sochi, donde este año se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno, y con el equipo reglamentario jugó  hockey sobre hielo en el estadio olímpico junto con famosos y jugadores retirados.
El mandatario, que en octubre próximo cumplirá 62 años, ganó con su equipo con un apabullante 20-5; él mismo convirtió seis goles y fue responsable de cinco pases de gol. Si algo faltaba para dar cuenta de la relevancia del cotejo para la imagen del gobierno, el canal estatal Rosiya 2 lo transmitió en vivo.
Los comentaristas señalaron que el jugador con la camiseta roja y el número 11 –es decir, Putin– no enfrentaba mucha resistencia. Jugaron con él, entre otros, el ministro de Defensa, Serguei Shoigu, así como los empresarios Guennadi Timchenko y Arkadi Rotenberg, considerados amigos suyos  y sobre los que pesan sanciones en Occidente por la crisis en Ucrania. En las pausas, Putin quien, casualmente, fue elegido el mejor jugador del partido, firmó autógrafos en banderas rusas, camisetas y otros objetos. Los expertos deportivos, además, elogiaron el estilo del mandatario, quien supuestamente jugó por primera vez al hockey sobre hielo en 2011.
Con el teléfono móvil de un espectador se hizo además una selfie (autofoto). Las cámaras mostraron imágenes de fans eufóricos,
que no dejaban de bailar al ritmo de canciones
patrióticas.

Redacción de Perfil.com


Temas: