PROTAGONISTAS INVERSION PREMIUM

Sarah Jessica Parker exhibe su “mansión” para venderla

Por Agustín Gallardo

Icono de estilo desde que se consagró con Sex & the City, esta semana las imágenes de una de sus casas potenciaron su condición de empresaria trendy.

Foto:elliman.com

“Me gusta mi dinero donde pueda verlo... colgando en mi armario”. La frase fashionista pertenece a Sarah Jessica Parker, la famosa actriz que se hizo popular por Sex & the City. Será por eso que ahora que la casa está en venta, es el vestidor uno de los espacios que más curiosidad generaron entre quienes accedieron al sitio de la inmobiliaria que comercializa la propiedad.

Según detallan algunos medios de Estados Unidos, la actriz y su marido, Matthew Broderick, nunca habitaron esta casa, aun cuando se observa que hay espacios que bien pudieron ser las habitaciones de los tres hijos del matrimonio. Al parecer, la compra y venta de propiedades es una de las maneras que la pareja tiene de invertir su fortuna. El precio fijado para esta propiedad construida en 1846 y ubicada en Greenwich Village, es de 22 millones de dólares, tres millones más que el precio pagado por la pareja hace tres años. Según se informó, fue Parker quien se encargó de reformar por completo gran parte de la “mansión” . Y por supuesto, decorarla.

Confort. Situada en un barrio muy buscado de Nueva York y habitado por famosos como la editora de Vogue Anna Wintour, Susan Sarandon, Rosie O’Donnell o Liv Tyler, la casa tiene 641 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas. En su interior, llaman la atención, por ejemplo, sus cinco chimeneas, sus siete baños, el jardín privado y la importante biblioteca, donde se dispuso una mesa de ping pong. También tiene un llamado “piso para huéspedes” con tres dormitorios, de los cuales, el más grande tiene una amplia sala de baño decorada de manera minimalista, un estar, una oficina independiente y una chimenea victoriana. Los otros son más pequeños pero están perfectamente equipados y son en suite.

El resto de las pisos disponen de espacios amplios y, para aprovechar al máximo la luz natural, Parker eligió que toda la casa tuviera sus paredes en tonos claros, pasteles o grises. Y por supuesto se potenciaron los magníficos ventanales que dan al exterior y al jardín interno. Y dejó que los detalles vibrantes los aportaran obras de color subido, sin excederse en la cantidad. Para la venta y consciente de que, como se explicó, el vestidor fue una de las fotos más clickeadas del link que habilita el ingreso a la propiedad, la actriz dispuso en los percheros prendas que parecen corresponder a Carrie Bradshaw, su personaje en Sex & the City. Y por supuesto una decena de los famosos zapatos Manolo Blahnik.

Fuera de lo que se observa a simple vista, la casa dispone de un sistema de climatización de cinco niveles que se maneja con un control de pantallas LED, y además, un sistema de extinción de incendios.

Parker y Broderick habían intendado vender la propiedad en 2012, a través del sector inmobiliario de la casa de remate Sotheby’s, por entonces por 25 millones. Pero no tuvieron éxito. Ahora, con nueva tasación e inmobiliaria, esperan recuperar lo invertido.


Redacción de Perfil.com


Temas: