PROTAGONISTAS ENTRE EL DERECHO Y LA MAGIA

Tiffany Calligaris: revelación en la Feria del Libro

Tiene 26 años y es abogada. Comenzó a escribir como hobby y en tres años su saga de literatura fantástica atrapó al público adolescente. Se presentó en La Rural y, sorprendida, estuvo tres horas firmando ejemplares.

PERFIL COMPLETO

Foto:Amelia comunicacion

Se la considera un boom editorial en un país donde los adolescentes no ubican la lectura de libros como pasatiempo o afición favorita. Por eso, no sólo sus editores se vieron sobrepasados al presentarla en persona antes sus lectores en la reciente Feria del Libro, sino también ella misma, quien entre autógrafos y fotos subidas al instante por sus fans a Twitter pasó más de tres horas sentada firmando ejemplares de la trilogía Lesath.
Es que aún Tiffany Calligaris está acostumbrándose al éxito.Tiene nada más que 26 años y una trilogía de género fantástico con 20 mil copias vendidas. A los 21 años, mientras estudiaba en la Facultad de Derecho, se sentó a escribir como pasatiempo y sin ninguna pretensión. De hecho, continuó con la carrera y se recibió de abogada. Lesath. Memorias de un engaño, fue su debut como escritora. Ahora, vive el sueño que sólo cumplen unos pocos: ser un autor joven, publicado y muy leído.

El secreto de su éxito parece ser conocer bien a su público. “Los chicos no leen lo que los adultos esperan que lean”, aseguró Tiffany, que está trabajando en su próxima saga, en una reciente entrevista. Y según lo que indican las ventas del mercado editorial, a nivel mundial, lo que los chicos quieren son libros de vampiros, hechiceros, elfos y reinos imaginarios. De hecho, aparecen nuevas editoriales especializadas en el género fantástico, un nicho que, según parece, no es sólo una moda pasajera. Los libros de Tiffany pertenecen a este género y en ese grupo también se encuentran otros fenómenos del estilo –aunque de otras dimensiones– como las sagas de Harry Potter, Narnia, Crepúsculo y, los más complejos El señor de los anillos o Juego de tronos, cuya adaptación a la pantalla chica es uno de los programas más vistos en el mundo.

Y antes de ser autora, Calligaris fue lectora de estos mismos libros con los que hoy comparan sus novelas. Quizás el caso más cercano al de Tiffany, salvando las distancias, es el de Christopher Paolini, autor de la saga best seller El legado, que comenzó a escribir la primera entrega de la trilogía, Eragorn, cuando tenía 15 años y fue publicado a los 20. “Me ganó de mano”, se comparó con el estadounidense entre risas Tiffany cuando fue como invitada al programa de Gerardo Rozín en CN23.

Ella es una gran consumidora de lo fantástico en todos sus formatos y, según dice, fue la creación de J.K. Rowling –Harry Potter– lo que le dio la certeza: quería escribir. Quizá porque no hace mucho ella era una, Calligaris entiende bien a los adolescentes y ellos la sienten cerca.

La convocatoria del público por la presencia de Tiffany en la Feria del Libro que se celebra en La Rural fue la prueba de esto. Sabe la importancia que tiene una presencia fuerte en las redes sociales y entonces la escritora está en contacto permanente con sus seguidores –tiene 55 mil en Facebook y 13 mil en Twitter–, recomendando películas y programas de televisión, compartiendo frases de Paulo Coelho y del maestro Yoda, y agradeciendo con muestras de afecto a los que lo hicieron todo posible: los lectores.



Martina Arenillas