PROTAGONISTAS ENFRENTADO CON LOS NUEVOS JEFES

Tinelli atraviesa la peor crisis en la recta final de ‘Bailando por un sueño’

Una asistente personal tiene prohibido el ingreso y sus dos coach principales no podrán hacerlo desde el lunes. Tensión en La Corte.

Show. Pese a los problemas internos, Tinelli salió al aire ganando el promedio de la noche con picos de 17,4 puntos de rating.
Show. Pese a los problemas internos, Tinelli salió al aire ganando el promedio de la noche con picos de 17,4 puntos de rating. Foto:cedoc

“¿Seguimos hasta el 18 no?”, le preguntó a Federico Hoppe al aire. Fue un guiño más del jueves pasado por la noche. Uno de los tantos dardos que Marcelo Tinelli dispara al aire cuando las papas del barco gigante que maneja están calientes. Este fin de año, sin duda, la cosa está que arde.

El conductor está en conflicto con Indalo, porque el grupo además de no pagarle el cachet por conducir VideoMatch, tampoco le saldó el 19% de la venta –se realizó en abril de 2016– de su histórica productora, Ideas del Sur. El jueves por la tarde, eran varios los que afirmaban que ShowMatch no saldría al aire, se decìa también que no había internet por falta de pago, y que algunos de los integrantes del núcleo duro del “Bailando por un sueño” no podían ingresar a los estudios de La Corte. Como si fuera poco, se anunciaba una protesta de una flota de taxis, con conductores que irián a reclamar  en la puerta de la productora por viajes adeudados.

Nada de esto sucedió y Hoppe le hizo un gesto de aprobación a la pregunta retórica del conductor, dejando sentado al aire que el programa, como sea, seguirá hasta la fecha que tenía originalmente pautada.

Tanto el jueves como ayer, los programas salieron al aire con cierta normalidad, y por gestiones de último momento de parte del propio Tinelli pudieron estar en el piso Lolo Rossi y Hugo Avila, los jefes de coreografía, quienes tenían prohibido su ingreso a la productora por el ahora llamado Grupo Ceibo (conocido también como OP Investments). Según publicó en su cuenta de Twitter Fabián Doman, ambos reclamaban el pago de sus sueldos y ante el envío de la carta se les había denegado el acceso.

Guerra. A comienzos de noviembre Tinelli mismo le pidió a la Justicia a través de sus abogados que impida la concreción de la venta del Grupo Indalo, del empresario Cristóbal López, al grupo inversor, por ese entonces llamado OP Investments.

Según señalan, Tinelli no cobra su sueldo desde hace varios meses, así como también tuvieron demora en el pago otros empleados, jurados y proveedores. Tinelli paga incluso algunas cosas de su bolsillo como, por ejemplo, material para vestuario.

El Grupo Ceibo está representado en Argentina por Santiago Dellatorre y Damián Burgio. La empresa adquirió el 100%  del paquete accionario del Grupo Indalo –compra aún no concretada oficialmente–, que comprende más de 170 sociedades de distintos rubros, entre ellas, Ideas del Sur, que a su vez tiene a su cargo ShowMatch. Tinelli entonces abrió fuego contra los nuevos accionistas. “Te dan cheques sin fondos, no te pagan lo firmado y de-saparecen. Después aparecen otros nuevos y te extorsionan. En 35 años no vi nada igual”, fue uno de los tuits lanzados. “La Justicia y la AFIP ¿aprobarán la venta de acciones de Indalo a este grupo OP de unos señores Rosner, Burgio y Dellatorre?”, se preguntó en otro comentario.

Este viernes el juez Julián Ercolini rechazó levantar la inhibición de bienes pedida por Cristóbal López para negociar las acciones del Grupo Indalo, por lo que la situaciòn seguirá en una situación de incertidumbre respecto al rol del Grupo Ceibo en el “Bailando...”. Mientras tanto, Tinelli sigue con sus dardos: el jueves Mica Viciconte, una de las participantes, con cierto dejo de inocencia –aunque puede se tratara de un acting preparado–, le dijo a Tinelli que la prueba en la esfera que había hecho era muy costosa como para ensayarla de nuevo. Se lo dijo dos veces y en la dos ocasiones Tinelli la abrazó como callándola entre risas.