PROTAGONISTAS MENCION ESPECIAL

Un llamado a mantener la vigencia del ‘No se olviden de Cabezas’

A casi veinte años de la muerte del fotorreportero de Noticias, Gladys Cabezas les dedicó el premio a los compañeros de José Luis. Convocó a la marcha #ParaQueNoTePase.

Movilizacion. “Hay que convertir ese dolor en lucha, ayuda.” Por eso, el 11 de octubre Gladys convocó a la ciudadanía a una marcha para pedir justicia y basta de inseguridad.
Movilizacion. “Hay que convertir ese dolor en lucha, ayuda.” Por eso, el 11 de octubre Gladys convocó a la ciudadanía a una marcha para pedir justicia y basta de inseguridad. Foto:Nestor Grassi
“Tenemos un reconocimiento especial para José Luis Cabezas, el fotógrafo de la revista Noticias asesinado el 25 de enero de 1997. Su muerte, de la cual se van a cumplir veinte años, se convirtió en el mayor emblema de la lucha de la prensa argentina en pos de la libertad de expresión, desde la recuperación de la democracia, acompañada por una inédita movilización ciudadana. José Luis empezó a trabajar en Noticias en 1989 y como reportero gráfico de la revista retrató a las principales personalidades de la política, la cultura, la moda, los negocios y el espectáculo con su particular estilo. Recibió el premio Pléyade a la mejor fotografía periodística 1995 por el retrato del capellán José Fernández, en una réplica del cementerio Darwin de la isla Gran Malvina. Este es un homenaje al querido compañero que se ha convertido en la imagen incontestable de la libertad de expresión”. Con estas palabras, fue llamada al escenario la hermana de José Luis Cabezas, Gladys Cabezas, en los Premios Perfil, para recibir una mención especial por la labor de su hermano y por la defensa de la libertad de expresión, de la mano de Carlos Lunghi, quien fue el jefe de su hermano.

Este premio me genera sentimientos encontrados ya que me hubiera gustado que lo reciban él y sus compañeros que se jugaron la vida”, expresó Gladys con la estatuilla en la mano. Luego Perfil.com la entrevistó.

—¿Cómo es llevar la lucha por la libertad de expresión?

Es convertir ese dolor en lucha, ayuda. La libertad de expresión es la libertad a la vida. Una lucha continua. Por eso, junto a otros familiares de víctimas, el 11 de octubre a las 18 convocamos a la ciudadanía para que no le pase lo que le pasó a José Luis y lo que está pasando ahora. Basta de injusticia. Que no haya más impunidad, ni inseguridad. Queremos estar seguros, que las leyes cambien. Que los beneficios que tienen los delincuentes los tengamos también las víctimas, que no pasemos a ser victimarios.

—¿Sentís que esa injusticia que viviste vos en persona se da en otros casos?

Sí, por eso convocamos a la ciudadanía. Creemos que tenemos que concientizar a la ciudadanía para que no nos pase. Porque no está bueno estar de este lado.

—¿Qué recuerdo?

Todos los mejores de mi vida. Mi niñez y adolescencia, que fue lo más intenso que viví con mi hermano. La verdad que era una gran persona. Por eso digo que si él hubiera recibido este premio, lo hubiera compartido con Gabriel Michi, que era su compañero.

—El premio te lo entrega Carlos Lunghi, quien era jefe de José Luis.

Sí, un divino. José Luis lo quería mucho. Siempre hablaba de él y después Carlos estuvo siempre presente con la familia Cabezas.

—¿Sentís el apoyo de la sociedad?

Sí. Siento el apoyo de la sociedad, de los periodistas. Este ‘No se olviden de Cabezas’ es verdad.

—¿Y del poder político?

El poder político siempre sigue y los muertos siempre están porque fue un muerto en democracia. Para que toda la sociedad participe para que no te pase. No es una convocatoria contra ningún partido político.

Dedicatoria. Estas fueron las palabras que Gladys Cabezas expresó, al subir al escenario para recibir el premio: “Muchas gracias por todo lo que hacen por Cabezas. Es un beso al corazón de la familia, que hemos sufrido mucho, sobre todo a sus padres y a mis sobrinos, que se quedaron sin su papá. Gracias a todos los presentes. A mis compañeros de trabajo. A mi familia. Al secretario y subsecretario de Derechos Humanos de Nación, a Martín Yeza. Hoy me llevé una sorpresa de encontrarme con el señor Beliz quien fue el que confió en mí para que yo trabajara hace 16 años en la Secretaría de DD.HH. de Nación y que hizo que este dolor grande por mi hermano pudiera aportarlo, ayudando a los demás. Antes quiero compartir este premio, como hubiera hecho mi hermano, porque era un chabón bravo, con su compañero Gabriel Michi, que también puso en juego su vida. Ustedes son los que destaparon una mafia que había en la Argentina. La vida permite convertir el dolor en lucha. Muchas víctimas de la familia nos juntamos para poder terminar con la injusticia, impunidad e inseguridad. No es en contra de ningún gobierno, al contrario. Es ayudar a que esta Argentina mejore. Ayudar a los gobernantes y que la ciudadanía se comprometa. Los esperamos a las 18. Muchísimas gracias”.


R.P.