PROTAGONISTAS EL EMPRESARIO DEJO MISIVAS

Un sobrino de Carlos Pedro Blaquier se suicida en un hotel

Martín Blaquier, dueño de tres bingos, se quitó la vida con una escopeta en la habitación 155 del Sheraton Pilar. Estupor social. 

Al cierre de esta edición y luego de la consulta de PERFIL, Mauricio Macri no había decidido si estaría hoy en Jardín de Paz, en el entierro de Martín Juan Blaquier, o pasaría por la noche a saludar a la familia por el Argentino Golf Club, en Pilar. Si bien el empresario no era del círculo íntimo que acompaña mayormente al mandatario, sí tenían cierta amistad y por supuesto mucha gente en común. Incluso hace unos veranos  y de los últimos que pasó de vacaciones en Punta del Este, en una impasse sin pareja, la casa que los Blaquier tienen en el country Laguna Blanca lo tuvo de invitado en algunas comidas. Al margen, Blaquier fue uno de los conocidos que en la última elección presidencial se ofrecieron para ser fiscal del PRO en las escuelas del conurbano bonaerense.

Tragedia. Aunque la noticia se conoció ayer, la muerte de Martín Juan Blaquier se produjo el jueves a las 18.50, según se supo de manera extraoficial. El cuerpo del empresario fue encontrado sin vida en la habitación 155 del Sheraton Pilar. Como detallaron ayer los medios y también confirmaron extraoficialmente, había dejado escritos con párrafos de seis a siete renglones y los que se dieron a conocer fueron los que hacían referencia a Gastón Procoró Blaquier, dueño de la escopeta que utilizó Martín para matarse. “La escopeta es de mi primo, Gastón Blaquier, y hoy lo engañé y le insistí en que me la diera con la excusa de que me iba a cazar patos. No tiene nada que ver y le pido perdón por mentirle tan feo”.

Este primo es uno de los que figura como uno de los integrantes de la sociedad Argentina Gaming Group, propietaria de tres bingos – Avellaneda, Alto Avellaneda y Florencio Varela– y a su vez socios con Codere –empresa española titular de salas de bingos en Argentina– en Carrasco Nobile, con la que en 2013 reabrieron en Montevideo el Hotel Casino Carrasaco. Otro párrafo del escrito que dejó lo dedica a Josefina Carlés, su esposa. “Por favor, que mi mujer Josefina sólo se entere por mi mejor amigo, Miguel Blaquier”. Y deja también el número para que se comuniquen con él.

Según pudo saber PERFIL, Martín Blaquier había llegado con su mujer de Punta del Este el mismo jueves y después del mediodía se fue cargando un bolso con palos de golf donde también puso luego la escopeta que de esa manera pudo ingresar al hotel.

Familia. Martín es hijo de Martín y Graciela Taquini, y sobrino de Carlos Pedro Blaquier, fundador de Ledesma,  empresa en la que él como muchos de sus primos comenzaron a trabajar. Aunque el estado de sorpresa y shock que rodea a quienes conocen al matrimonio hizo cerrar filas para blindar la tragedia, los consultados por PERFIL coinciden en que fue un hombre inquieto y hábil para los negocios. El perfil de su mujer, Josefina, es un poco más conocido por su activa participación como integrante de la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes.

Ambos son padres de tres hijos: Martín Juan, Celina –con quien Josefina estuvo en Aspen hace un par de semanas–, y Sofía, casada con Jorge Domínguez, ex ministro de Defensa de Carlos Menem. Ambos viven en Nueva York y en 2015 le dieron el primer nieto a la familia. Se esperaba su llegada para el entierro el día de hoy.



Ernesto Ise