PROTAGONISTAS

Yanina Latorre inició una redituable guerra contra Maru Botana

Celos, broncas y una pelea que las enfrentó hace años.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Hay cosas que no se olvidan. Especialmente aquellas que ocurren durante los aquellos años donde un comentario puede derivar en una inquina que si no se “trata a tiempo” convierte una estupidez en una afrenta imperdonable. Cosas como estas pueden darse y repetirse durante la adolescencia y la juventud, época cargada de emociones, y donde la amistad juega un rol fundamental, y así como se forjan lazos fuertes y perdurables, también los desengaños y el dolor que en algunos,parecen haber resistido al paso del tiempo. Lo más sano probablemente sea hacer un proceso y, tarde o temprano, perdonar y seguir adelante.

Pero no todos pueden o quizá no quieren hacerlo. Y como aconsejan –especialistas y no tanto–, lo que no se dice a tiempo, un día explota de la peor manera. Especialmente cuando de amigas mujeres se trata, vínculo complicado si lo hay. Evidentemente, Yanina Latorre sufrió mucho cuando, según cuenta, recién empezando la vida de estudiante en la Universidad de Belgrano, sus amigas le dieron la espalda. ¿Hoy eso se llamaría bullying? Quizá.

Su historia parece extraída de la última novela del escritor japonés Haruki Murakami, Los años de peregrinación del chico sin color, que gira en torno al calvario del protagonista después de ser desterrado de su grupo, como le sucedió a la esposa de Diego Latorre.

La “mala”, la que hizo que sus amigas dejaran de hablarle, al menos en el recuerdo de la ex panelista de Implacables, no puede alejarse más del estereotipo de la villana tradicional: Maru Botana. De hecho, para el imaginario popular ella es lo opuesto. La cocinera tiene cara angelical, simpatía, sencillez, es madre de una familia numerosa y, para colmo, fue víctima de uno de los golpes más duros que una persona pueda recibir, como es la muerte de un hijo.

Pero para Latorre, la querible Maru es un ser detestable, la responsable de su tormento de juventud causado por uno de los pecados capitales: la envidia. “En ese momento me arruinó un momento importante de mi vida. No se lo perdono y hoy cada vez que la veo, le deseo la muerte”, confesó con rencor macerado durante más de dos décadas, en el marco de la columna semanal que realiza en Mañana Sylvestre, el ciclo que conduce Gustavo Sylvestre en Radio Del Plata. Las acusaciones vinieron a cuento de la confirmada participación de Yanina en el Bailando 2014. A esto se suma que, según ella, ése fue el motivo por el cual Botana no aceptara formar parte de ese elenco.

Desde entonces, el tiempo parece haber retrocedido para la esposa del ex jugador, como si la traición de su ex amiga Maru hubiera sucedido esta mismo semana, y ella fuera una adolescente llena de dolor y enojo, pero en tiempos donde las redes sociales amplifican situaciones como éstas minuto a minuto y en continuado.

Día de furia. To El viernes, día de San Valentín, para la panelista fue una jornada de celebración del odio más que del amor; casi no hizo otra cosa que escribir en su Twitter para agredir a los defensores de Botana y continuar descargando su bronca.Mientras tanto, Maru Botana se llamó al silencio. La indiferencia en estos casos suele ser más efectiva.

Más allá de las apariencias, no es la primera vez que la cocinera se ve envuelta en un problema de este estilo. Tuvo sus conflictos con su ayudante de años, Coco, y más recientemente con el periodista Sergio Lapegüe, con quien chocó sutilmente –aunque la pantalla lo devela todo– en el programa que resultó fallido, Sábado en casa, emitido brevemente por El Trece.
Por eso, después de las declaraciones de Latorre, y aún siendo ésta un personaje difícil de digerir para muchos, no faltaron los convencidos de que, efectivamente, si “primero lo de Coco, y ahora esto...”, Maru no es la buena que parece ser. Como sea, la vengativa Latorre no baja las armas. Será cuestión de esperar y ver si, como en el libro de Murakami, enfrentar lo sucedido, mejor tarde que nunca, será suficiente para que, finalmente, la herida cierre. Por su parte, la gente de Ideas del Sur no ha emitido opinión sobre la situación pero seguramente deben celebrar que Yanina haya aceptado ingresar al Bailando...: se aseguraron un personaje con ingenio verbal para la pelea, algo que siempre le redituó en rating



Martina Arenillas