PROTAGONISTAS MONSEÑOR AGUER Y LOS MESSI

‘Yo mandaba un cura a casarlos en la fiesta’

.

Presente. El jugador, su mujer y Thiago en Rosario (izq.); ahora, Leo y Antonella de luna de miel.
Presente. El jugador, su mujer y Thiago en Rosario (izq.); ahora, Leo y Antonella de luna de miel. Foto:instagram a.r.
Como si a la boda del año no le hubieran faltado opiniones mediáticas que incluyeron a la madre de Messi y el color de su vestido, al análisis de porque Shakira había repetido un modelo ya usado en una producción de fotos, o hasta si a Maradona lo habían o no invitado, se suma una con tono afectusoso,  que viene de un  integrante del clero: el arzobispo de La Plata.
Así fue que monseñor Hector Aguer destacó cuánto le había impresionado para bien la foto de la Leo y Antonella con “la libreta colorada del Registro Civil” dado que la alegría que exhiben denota que “ellos advierten que han llegado a un momento importante de sus vidas.”
Esa imagen que recorrió el mundo por tratarse de Messi llevó a Aguer a preguntarse “si no habrán intentado casarse por Iglesia; sería lo más normal, lo más natural, el traje de ella es el de una novia que está saliendo de la Iglesia. (...) A pesar de las obligaciones del gran futbolista, alguien podía haberse interesado en verlos, y explicarles qué significa el matrimonio cristiano”.
Aguer indicó que comprendía “que en el caso de un personaje importante como nuestro crack hay cuestiones de seguridad y demás. ¿Qué hubiera hecho yo? Yo hubiera enviado a un sacerdote que hiciera el rito matrimonial en la fiesta. Esto no es lo normal, no es lo que se debe hacer, pero pueden concederse excepciones; el bien de las personas puede privilegiarse a ciertos reglamentos, a ciertas costumbres. Para eso están las dispensas”.  Y se mostró esperanzado que “a lo mejor todavía están a tiempo de dar el paso. Y mejor quizá ahora tal vez en secreto sin que la gente se entere”. Y en el final de su mensaje emitido por Canal 9 recordó que “ojalá que Lionel y Antonella comprendan eso; sería un bien espiritual enorme y eso sí afianzaría definitivamente esta unión.(...)En cierto modo el suyo es un caso nacional y tiene que ver con la presencia de la Iglesia en la sociedad, en la cultura argentina”.