SALUD PREVENCIÓN

Lanzan una campaña de vacunación contra la neumonía

Se estima que en Argentina mueren 20 de cada 100 personas mayores de 65 años por esta enfermedad.

En Argentina mueren casi 20 de cada 100 personas mayores que contraen neumonía.
En Argentina mueren casi 20 de cada 100 personas mayores que contraen neumonía. Foto:Cedoc.

Especialistas de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y autoridades del Ministerio de Salud lanzaron una campaña orientada a combatir una de las patología que genera una de las mayores "cargas" de enfermedad: la neumonía.

"Un estudio médico publicado hace muy poco tiempo realizó –durante cinco año- un seguimiento detallado de la salud de todas las personas diagnosticadas de neumonía, en la localidad de General Roca, Río Negro. Y se comprobó que es una enfermedad mucho más frecuente de lo que se creía", resaltó el infectólogo Gustavo Lopardo, presidente de la SADI. Y agregó: "En concreto se vio que -entre los adultos mayores- la incidencia es superior al 3 % anual". "Esta vigilancia epidemiológica determinó que la mortalidad por neumonía, entre los mayores de 65 años, llegaba al 17.5%", indicó el especialista. "En otras palabras, podemos decir que, en Argentina, mueren casi 20 de cada 100 personas mayores que contraen neumonía, que hoy es prevenible a través de la vacunación", recalcó.

En ese contexto, la SADI lanzó la campaña "Evitemos la neumonía", con numerosas acciones apuntadas a mejorar las tasas de vacunación entre la población. Y para eso apunta a concientizar a los posibles afectados pero también a su entorno familiar y a los trabajadores de salud.

Según le dijo a PERFIL la infectóloga Carla Vizzotti, miembro de la Comisión Directiva de SADI, la iniciativa apunta a "vacunar al 10.2 % de los argentinos, ya que ese es el porcentaje de mayores de 65 años, según el último censo. Y para esta primera etapa las autoridades disponen de 1,5 millones de dosis disponibles para los adultos".

En riesgo. De acuerdo a Vizzotti, "los grupos considerados "de riesgo" en esta patología son básicamente tres": chicos menores de dos años, adultos mayores 65 años y pacientes con enfermedades como asma, EPOC, diabetes, personas trasplantadas o VIH, entre otras.

Por su parte Lopardo le recordó a PERFIL que -en líneas generales- "la gente desconoce que la neumonía puede representar un riesgo importante para la salud de los mayores y por eso, a partir de este año, la buena noticia es que las vacunas contra el neumococo, y también contra la gripe, que son las dos grandes causas de la neumonía, están disponibles, en forma gratuita, para tres grupos de personas: menores de 2 años, mayores de 65 años y mayores de 2 y menores de 65 que estén en riesgo por asma, EPOC, diabetes, trasplantes, enfermedades cardiovasculares o VIH". "Y también embarazadas y obesos. Finalmente se suman aquellos que con antecedentes de enfermedad hepática crónica, tabaquismo y alcoholismo", siguió.

"En todos estos casos, se recomienda la vacunación porque contraer una neumonía puede ser algo grave y poner en riesgo la vida", destacaron los especialistas.

Qué es. La neumonía es una infección en los pulmones que normalmente está causada por el virus de la gripe o por una bacteria denominada "neumococo".

Sus síntomas son tos, fiebre, dificultad para respirar, catarro y escalofríos. También puede registrarse la frecuencia cardíaca aumentada y la presencia de tos con expectoración amarillenta o sangre.

Según el doctor Pablo Bonvehí, coordinador de la Comisión de Vacunas de SADI y presidente de la Comisión Nacional de Inmunizaciones, "básicamente el esquema de vacunación preventiva contra el neumococo indica dos dosis en forma secuencial, separadas por un periodo de un año: primero, la vacuna conjugada 13-valente y, al año, la vacuna polisacarida 23-valente".

Y Bonvehí aclaró un detalle práctico pero que a mucha gente le genera mitos y miedos: "La vacuna antigripal y la vacuna contra el neumococo pueden aplicarse en el mismo momento, sin causar ningún problema, una en cada brazo. Ambas son seguras porque se elaboran usando virus inactivados. Además, los mayores de 65 años ni siquiera necesitan contar con una orden médica para recibirlas".