SALUD “LA FELIZ”, BLINDADA POR LA INSEGURIDAD

Mar del Plata: alerta por una seguidilla de secuestros extorsivos

Hubo siete casos en los últimos meses. En todos ellos se pagó dinero como rescate. El fiscal general pidió refuerzos para frenar el delito. Llegarán 800 efectivos.

Los refuerzos policiales que llegan todos los años para custodiar a los turistas que veranean en Mar del Plata se adelantaron por cuestiones de inseguridad. Es que en lo que va del año hubo siete secuestros extorsivos. Los investigadores hablan de bandas que “hacen inteligencia” previa y que “actúan rápido”.
El secuestro más resonante fue el del joven estudiante e hijo de un reconocido empresario marplatense, Guido Materia. Su caso desató una crisis y puso en alerta al fiscal general Daniel Adler, quien solicitó “la colaboración de otras fuerzas” para combatir la seguidilla de secuestros.
Cuando el chico de 23 años iba a ingresar el martes pasado a la Universidad Caece (Centro de Altos Estudios en Ciencias Exactas) fue capturado por dos delincuentes que se lo llevaron cautivo en un auto. Se comunicaron con su familia, dueña de una importante empresa de jabones. Luego de seis horas de negociación lo liberaron tras el pago de 150 mil dólares.
En Córdoba y Azcúenaga un empresario, identificado como Alejandro Bauza, fue sorprendido por un grupo de delincuentes. El 7 de mayo lo subieron a un coche junto a un empleado que lo acompañaba en ese momento y comenzaron a recorrer la ciudad de Mar del Plata. La esposa de Bauza recibió el llamado. Su marido, desde un número desconocido, le pidió plata por su liberación. Al final, la mujer reunió 30 mil pesos, joyas y unos pocos dólares. Lo liberaron ileso y se reencontró con su familia.
El 10 de julio, una embarazada de cinco meses fue sorprendida cuando salía de su clase de gimnasia en Mitre y 25 de Mayo. El padre de la joven recibió la llamada. Dio aviso a la Policía y acordó la entrega del dinero: 15 mil pesos. Después de este hecho la banda fue apresada. Dos hombres, una mujer y un menor están detenidos.
Estos tres son los casos más resonantes. Pero la lista comenzó con el secuestro de un empresario en la Ruta 226 por la madrugada del 28 de diciembre pasado. Y se completa con otros tres secuestros que la Policía se los atribuye a la banda que retuvo a la embarazada, pero el fiscal general indicó que en esos casos no figuran personas detenidas por el momento o establecido el vínculo entre los secuestros.
Adler envió el jueves pasado una resolución a la Procuración General de la Nación, a la que tuvo acceso PERFIL, en donde “motivada por una serie de secuestros extorsivos sucedidos este año” que con anterioridad a esta fecha “resultaba cometida esporádicamente” solicitó la “colaboración de otras fuerzas de seguridad para la investigación de los hechos” tras los “escasos resultados” obtenidos por los investigadores. Dejando entrever cierta complicidad de esta fuerza con los delitos.
Adler detalla los siete casos y llegó a la conclusión que en todos ellos intervino una misma fuerza de seguridad (la Policía Bonaerense), el pago del rescate, la liberación de la víctima, el dinero abonado en concepto de rescate sólo ha sido recuperado en un caso de siete y la ausencia de detenciones (sólo en dos).
“Son bandas que claramente no son profesionales del secuestro, sino que encontraron una veta”, explicaron fuentes policiales a PERFIL. “Hacen inteligencia del perfil de la víctima y las mantienen cautivas en un auto unas cuatro o cinco horas, dándole tiempo a que la familia junte el dinero. Siempre comienzan pidiendo 50 mil dólares, al próximo llamado ya pasan la moneda a pesos y terminan en un promedio de los 10 mil. Retiran la plata y abandonan a la víctima. En cuatro años que llevo en la fuerza no vi secuestros con anterioridad, pero las bandan van mutando, se debe a eso”. El gobierno provincial envió 600 policías y mañana se sumarán 200 efectivos de Prefectura. Ahora Mar del Plata está blindada.



Nadia Galan