SOCIEDAD ESTABA DORMIDO Y SE LO LLEVO LA GRUA

Analizan citar a la mujer que dejó a su hijo en el auto

Ayer, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad evaluaba citar a la mujer cuyo auto fue acarreado con su hijo de 7 años durmiendo en el asiento trasero por una grúa en Recoleta.

Caso. Miriam y su hijo Santino (7), a quien dejó solo durmiendo.
Caso. Miriam y su hijo Santino (7), a quien dejó solo durmiendo. Foto:captura tv

Ayer, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad evaluaba citar a la mujer cuyo auto fue acarreado con su hijo de 7 años durmiendo en el asiento trasero por una grúa en Recoleta, tras que lo dejara mal estacionado y bajara para llevar comida y ropa a un hombre en situación de calle. “Analizamos si se vulneraron los derechos del niño y evaluaremos si la mujer será citada”, afirmaron a PERFIL al cierre de esta edición.

El episodio, que se conoció ayer, ocurrió el miércoles a las 20, cuando una mujer bajó de su automóvil para –según declaró a distintos canales de televisión– ayudar a una persona en situación de calle en Tagle y Pagano, y dejó a su hijo dormido dentro del auto.

Según fuentes de la Secretaría de Transporte porteño, el vehículo que estaba mal estacionado fue acarreado por una grúa de la empresa Dakota al playón de infractores “tras efectuar el protocolo en el que participan un agente de tránsito y el conductor de la grúa: primero, se revisa que dentro del auto no haya nadie, luego se toma la foto para que quede registro de la infracción y se labra la misma mientras se engacha el auto. Todo este procedimiento demora al menos diez minutos. Dentro del auto no podía verse nada porque tenía los vidrios con un polarizado muy oscuro”, detallaron desde ese organismo. Ya pidieron pericias de la cámara de seguridad.

Cuando la mujer llegó a la playa de infractores abrieron la puerta y allí estaba el niño, aún dormido. “Yo bajé, entregué las cosas con Santino durmiendo en el auto y cuando vuelvo se lo habían llevado”, dijo Miriam a TN. La mujer admitió que su hijo “seguía durmiendo, tapado por camperas, no fue consciente de que había sido llevado en una grúa”.  Hizo la denuncia, pero tras una primera recepción, “un policía habló con uno de los responsables de las grúas, y luego volvió con un discurso cambiado, diciendo que me iban a hacer a mí una denuncia por abandono de persona”, acusó la mujer.