SOCIEDAD INVESTIGAN SUS ULTIMAS LLAMADAS

Analizan el celular del padre policía del novio

PERFIL COMPLETO

Los investigadores del crimen de Chiara Páez, la adolescente cuyo cadáver fue hallado el domingo 3 de mayo enterrado en el patio de la casa de su novio en la ciudad santafesina de Rufino, secuestraron ayer el teléfono del padre del chico detenido como autor del asesinato, un policía al que el homicida le confesó el crimen.
Fuentes judiciales dijeron que el fiscal de Rufino, Mauricio Clavero, ordenó el secuestro del teléfono celular de Rubén M. con la intención de establecer horarios en los que el chico se comunicó con él para contarle lo sucedido.
Además el hombre, un sargento de la policía de Santa Fe que presta servicios en la comisaría local, es investigado por la Dirección de Asuntos Internos de la fuerza de seguridad santafesina.
“Para destacar es que el hombre siempre prestó colaboración con todo lo que se le solicitó”, indicó Clavero.
El papá de Manuel entregó a su hijo minutos antes de que la policía local realizara un rastrillaje en la casa del joven que permitió dar con el cádaver de Chiara.
“Se le informó al padre del chico que se encuentra en la causa en calidad de sospechoso y se le leyeron sus derechos”, contó a este diario una fuente judicial. Seguirá libre y a disposición de la Justicia hasta que se compruebe si tuvo algún grado de participación en el crimen o como encubridor.

N.G.