SOCIEDAD CRISIS EN LA BONAERENSE


Analizan gastos de policías por el escándalo de los sobres con dinero

La cúpula de la Jefatura Departamental de La Plata fue removida por orden del ministro de Seguridad. No descartan nuevas sanciones. 


Foto:Cedoc Perfil

La investigación interna por el escándalo de los sobres con dinero en la Jefatura Departamental de La Plata desató una crisis impensada en la cúpula de la Policía Bonaerense. El pase a disponibilidad del comisario mayor Darío Camerini, un hombre de extensa trayectoria en la capital provincial, fue la primera de una serie de medidas que prepara el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo.

Además de Camerini, fueron separados de sus cargos el comisario Rodolfo Carballo y el secretario del titular, el subcomisario Walter Skramowskyj. Estos tres serían los más comprometidos. Sin embargo, la Auditoría General de Asuntos Internos también apartó a la oficial principal del sector administrativo María de los Angeles Ramírez y al oficial principal Ariel René Huck, y no descarta más sanciones.

Según fuentes consultadas por PERFIL, la principal sospecha que tienen los investigadores es que el dinero secuestrado en la oficina de Skramowskyj provenía de la recaudación de las comisarías que dependen de la Jefatura Departamental de La Plata. En los 36 sobres que fueron secuestrados hallaron una suma total de 153.700 pesos. Los voceros dijeron que  estaban rotulados para identificar el origen de los aportantes. Lo que creen es que nueve comisarías de la región habrían aportado unos 17 mil pesos en cuatro sobres de 4.200.

El dato coincide con la denuncia que fuera realizada por un anónimo, que entre otras cosas aportó detalles de la ruta de la “caja negra” de la Bonaerense brindando precisiones del lugar y hasta la fecha de cobro, lo que motivó el sorpresivo operativo que realizó Asuntos Internos hace una semana en la sede ubicada en calle 12 entre 60 y 61.

Por estas horas, los detectives hacen cuentas sobre gastos, viajes e inversiones de los principales involucrados ante la posibilidad de que no puedan justificar su patrimonio, como pasó con el caso del policía detenido por el robo al intendente Julio Garro.

Recaudemos. Si se tiene en cuenta que 56 dependencias policiales (entre comisarías, subcomisarías, destacamentos y puestos de vigilancia) dependen de la misma Jefatura, podría inferirse que la caja mensual rondaría el millón de pesos.

Sin embargo, distintas fuentes consultadas explicaron que no todas aportarían la misma cantidad de dinero por una cuestión lógica: algunas recaudan mucho más que otras porque no tienen el mismo nivel de conflictidad ni de habitantes. Por caso, no es comparable la comisaría de Magdalena con la 9ª o la 2ª de La Plata, dos seccionales históricamente relacionadas con la problemática de los prostíbulos y la venta de drogas.  

Las “posturas”. Esta semana el diario El Día de La Plata reveló que existirían distintas categorías de “comisarías aportantes”. En la jerga se las conocería como “posturas”. Entre ellas figurarían las principales seccionales de la ciudad, como la 1ª –con jurisdicción en la Municipalidad, la Legislatura y la Gobernación, entre otras dependencias oficiales– o la 11ª –a cargo de los operativos en el estadio de Ciudad de La Plata cuando juega Estudiantes o se abre para un recital de gran convocatoria–.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de Buenos Aires revelaron a PERFIL que el resultado del operativo en La Plata –que además motivó el inicio de una causa judicial en la fiscalía de Marcelo Martini– provocó un efecto contagio: en una semana recibieron más de 200 denuncias sobre el mismo manejo de dinero que, supuestamente, provendría de canales ilegales. De acuerdo con los voceros, el partido de La Matanza encabezaría el ranking seguido por San Martín, entre otros distritos del Conurbano.

Las fuentes destacaron que las autoridades indagarán en cada una de las dependencias mencionadas y continuarán con los “operativos sorpresa”, una medida que obligó a muchos jefes a ordenar sus papeles.



Leonardo Nieva