SOCIEDAD POLéMICA

Aplausazo en el Gaumont: artistas apoyan a Alejandro Cacetta y piden su restitución

El mundo del espectáculo se manifestó frente al cine nacional para despegar al ex titular del INCAA de los rumores de corrupción y acusan que su despido estaría vinculado con un recorte presupuestario. Qué dijo Avelluto.

Alejandro Cacetta, Presidente del INCAA.
Alejandro Cacetta, Presidente del INCAA. Foto:Cedoc
Alejandro Cacetta fue removido ayer como presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), cargo que asumió al inicio de la gestión de Cambiemos, a pedido del ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto. Diversos artistas y personalidades vinculadas a la industria cinematográfica local repudiaron hoy la decisión, se manifestaron en contra con un "aplausazo" en la sede del organismo, y desvincularon al funcionario saliente de las denuncias de presunta corrupción.

Muchos eligieron manifestarse desde las redes sociales. Es el caso de Juan José Campanella, quien calificó a las denuncias como parte de una "opereta" para destituir a Cacetta. Otros optaron por añadir su firma en un comunicado de Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica (CAIC) en respaldo al titular del organismo.

El mayor gesto vino a través de una manifestación y "aplausazo" frente al cine nacional Gaumont, ubicado en el centro porteño y donde funciona una de las sedes del INCAA. Los asistentes reclamaron la restitución de Cacetta, quien hoy sostuvo que la denuncia en su contra, que motivó su apartamiento, pudo deberse a que "tal vez yo no acepté algún manejo espurio que me proponían y pagué las consecuencias".


Otros artistas que le brindaron al exfuncionario fueron Juan Minujin, Martín Piroyansky, Luisa Kuliok, Luis Puenzo y hasta Vera Fogwill, guionista e hija del escritor Rodolfo Fogwill, entre otros.

"Es desolador lo que estan haciendo con el INCAA al echar a una persona intachable como Cacetta, apoyada por TODA la industria", lamentó Minujin. Por su parte, el actor Piroyansky reclamó que "habiendo tanta corrupción alrededor se la agarran con Cacetta, una de las personas más transparentes que conozco".

Kuliok pidió en declaraciones a radio Rivadavia que "se revea ésta destitución arbitraria y se restituya a Cacetta", mientras que destacó que "se reunieron espontáneamente más de mil personas en el Gaumont para apoyar a Cacetta". Y también se sumó el director Luis Puenzo: "Cacetta es una cortina de humo, lo despiden, sacrifican un peón porque van por más... sacudir al INCAA y el cine nacional".

En el comunicado difundido por la CAIC, reclaman que "Cacetta llegó al cargo a partir de un consenso general de toda la Industria que postuló su nombre en una asamblea democrática en acuerdo con el Ministerio de Cultura de la Nación, un hecho sin precedente en la cultura nacional". 

"Es por este motivo que el pedido de renuncia resulta sorpresivo y supone un cambio en el concepto de institucionalidad y transparencia que, desde el Ministerio de Cultura, se impuso oportunamente al momento de elegir a las autoridades del INCAA", agrega la entidad en el texto. Luego se deslizó la posibilidad que su salida, que terminó de empujar el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, se vea motivada por el propósito de ajustar el presupuesto de 2.800 millones por año que maneja el Instituto.

"No descartamos que esta pueda ser una nueva embestida de sectores que consideran que el Cine Nacional es tan solo una "mercancía" más que no debe ser sostenido por el Estado, y buscan desactivar los mecanismos de su legítimo financiamiento", señala en ese sentido el texto firmado por casi todas las cámaras y asociaciones del cine, incluída la Academia del crítico Axel Kutchevasky.

"La toma de decisiones sin consenso ni diálogo no hace mas que replicar las prácticas que necesitamos abolir de una vez y para siempre si lo que se busca como país es tener un proyecto de mediano y largo plazo, industrializado, económicamente sustentable y culturalmente desarrollado", concluye el comunnicado

La explicación de Avelluto. El ministro de Cultura aseguró que el desplazamiento de Cacetta se debió a que no tomó medidas ante "algunos manejos poco claros" de funcionarios que permanecían en el ente desde kirchnerismo. En una entrevista con Radio Continental, Avelluto negó que el relevo de Cacetta esté vinculado con un eventual recorte de fondos en el Incaa impulsado por Quintana, aunque reconoció que la decisión se tomó "en equipo".

"Hay expedientes, hay números. Los tuve en mis manos, no me lo contaron. No actuamos en función de operetas, actuamos porque hay cosas que no son claras. Si se compra un sillón por 300 mil pesos, ningún vecino tiene en su casa un sillón que vale ese dinero", apuntó el funcionario, en respuesta a Campanella.

"Hace ya un tiempo que veníamos notando en el Incaa algunos manejos poco claros con relación a muchos rubros de gastos. Personalmente, hace semanas venía conversando con su presidente para que tomara las medidas que corresponde, las averiguaciones, aclaraciones y, eventualmente, el desplazamiento de funcionarios que no dieran las respuestas convincentes", explicó Avelluto, según consignó la agencia DyN.

Según el funcionario, las irregularidades detectadas no están relacionadas directamente con la función del organismo de fomentar la industria cinematográfica sino "con gastos en hoteles, reformas en la escuela de cine, compras de mobiliario por montos que no se sostienen con la realidad del mercado".

Avelluto dejó entrever que las irregularidades están relacionadas con agentes que provienen del gobierno de Cristina Kirchner que continuaron en sus funciones.

"No estoy a favor de una caza de brujas, no me importa la posición política que un funcionario tenga, me importa qué intereses defiende. Pero si uno ve que en publicidad, en la Escuela de cine, en traslados, en agencias de viajes, en impresiones, en tercerización de personal, hay situaciones irregulares", enfatizó.